La libertad Ciudadana en la Integración de los Poderes Públicos

68

Perspectiva

Desarrollo democrático
Esteban Ángeles Cerón
Esteban Ángeles Cerón

De los resultados de la jornada electoral en Hidalgo, destaco la intensa participación ciudadana que alcanzó el 60% del listado nominal. Esta votación invirtió la liturgia de la pasividad política, por un activismo sin precedentes, que perfila una noción de ciudadanía íntegra, consciente de que puede jugar un papel protagónico en la toma de decisiones del Estado.

El sustantivo incremento en la votación, sacudió el fantasma del abstencionismo, lo que es sin duda una advertencia al sistema político, de que no puede ser indolente, ni debe eludir la incontenible reacción ciudadana ante la dinámica de participación que está imperando.

En este nuevo horizonte de democratización, producto de un cambio en la cultura política del tejido social en Hidalgo, la ciudadanía expresó su confianza y le  otorgó el triunfo al Lic. Omar Fayad Meneses, candidato de la coalición PRI, PVEM y NA, a Gobernador del Estado de Hidalgo, con una votación sin precedente de 524,139 sufragios que representa el 43.14% del total.

Por lo que respecta a la LXIII Legislatura al Congreso del Estado, su integración debe trazar el rumbo de una racionalidad política que converja en un nuevo espíritu para el ejercicio gubernamental; ser catalizador del ascenso de la participación ciudadana; y el conductor que dé certidumbre al ejercicio de las responsabilidades legislativas que inciden en el procesamiento de las expectativas y soluciones de la demanda social.

La integración de la LXIII Legislatura, advierte una amplia pluralidad partidista, están representadas ocho fuerzas políticas de las nueve que contendieron en el proceso electoral y las mujeres tienen presencia en una relación 43% – 56%, cuestiones que fortalecen el principio de representación y las condiciones de pesos y contrapesos; inédito en la historia de Hidalgo.

Esta configuración de la Cámara de Diputados marcan nuevas lógicas de equilibrio político, pues implican para las fracciones parlamentarias, el reto de sustentar sus acciones en la cooperación; en la capacidad de construir acuerdos y consensos; y en sostener debates y deliberaciones, que afiancen la funcionalidad de un Poder Legislativo capaz de afrontar los desafíos que impone el desarrollo integral del Estado de Hidalgo.

El reparto del poder en el Congreso del Estado, de acuerdo a las nuevas disposiciones del Código Electoral, salvo los cambios que impongan las resoluciones de los Juicios de Inconformidad, será la siguiente:

Partido Mayoría Relativa Representación Proporcional Escaños
Lista A Lista B
PRI 7 2 1 10
PAN 5 1 1 7
PRD 1 1 1 3
NA 3 1 4
PVEM 2 1 3
MC 1 1
MORENA 1 1
PES 1 1

Se asigna una curul de RP a todos los partidos que obtuvieron como mínimo el 3% de la votación, a la fórmula de candidatos que aparece en primer lugar de la lista “A”; las siguientes se asignan a los mejores segundos lugares de cada partido, que es la Lista “B”; las curules sobrantes se asignan por un cociente de distribución, en primer lugar a aquellos partidos que lo contengan, y las que queden, por el principio de resto mayor, a los que tengan mayores porcentajes; asignándose alternadamente entre sí, de acuerdo al principio de paridad vertical.

Respecto a la elección de Ayuntamientos, los resultados arrojaron para PRI 23; PAN, 16; PRD, 13; NA, 10; PES, 7; PVEM, 6; PT, 4; MC, 3; MORENA 1; y la primera planilla de candidatas y candidatos sin partido, en Tlanalapa.

El espectro pluripartidista provocado por el voto diferenciado en esta elección de Ayuntamientos, impone en primer término, aprender a derribar los supuestos políticos tradicionales sobre la precaria madurez política de la ciudadanía; y en  segundo lugar, a construir condiciones de gobernabilidad que hagan funcional y eficiente la administración pública.

Este escenario político demanda abrir espacios para encauzar el activismo ciudadano y la cooperación corresponsable entre sociedad y gobierno; y entender que los ciudadanos y los actores políticos concurren en forma diferenciada, pero no son ni antípodas ni enemigos, sino un tejido solidario que tiene el deber y la tarea expresa de priorizar la concreción de las demandas sociales.

La composición multipartidista, tanto del Poder Legislativo como de los Ayuntamientos, evidencia la redistribución de las fuerzas políticas, así como la pluralidad en que convergen las preferencias ciudadanas.

En este sentido, la fragmentación y la diferenciación del voto, exigen compromisos inaplazables de los partidos políticos para elevar su competitividad, construyendo una “Agenda Política” que imponga la revisión de sus programas de trabajo, estrategias y propuestas, para responder a las demandas de la ciudadanía.

Es preciso tener presente que los resultados electorales son efecto de la reestructuración democrática que impera en la Nación, y constituyen una oportunidad de rearticulación del sistema político y de gobierno.

La lección histórica que deja el proceso electoral, debe ser distinguida como una conquista ciudadana, que en democracia recupera el sentido de causalidad para encauzar la construcción de la política y la organización de las estructuras institucionales.

Ahora toca a las autoridades jurisdiccionales, resolver los Juicios de Inconformidad para tener certeza de la voluntad ciudadana y pulcritud del proceso, en las casillas que sean impugnadas.

La suma final de este proceso electoral, enuncia virtudes poco exploradas de una democracia multipartidista; deja para el análisis, el hecho de que un sistema político es perfectible y que la sociedad es la génesis y causa última de la corresponsabilidad del Estado; y para la acción, la inmediata concreción del quehacer público y la participación ciudadana elevada a rango constitucional, necesarias para fortalecer las estructuras institucionales.

Es evidente que la sociedad no puede obtener por sí misma las respuestas a sus problemáticas; ello advierte la necesidad de robustecer el sistema de partidos; y fortalecer la institucionalidad desde la pluralidad expresada en el capital del disenso político, que no puede ser negado, sino aprovechado para crear una apertura democrática que afiance el proyecto de Nación que nos compete a todos.

Agenda

  • A 11 días de concluir el plazo estipulado por la reforma constitucional de 2008, quedó implementado el Nuevo Sistema de Justicia Penal, en toda la entidad. Reconozco el empeño en lograr esta meta a los actores institucionales y de la sociedad civil. Ahora, hay que fortalecer su operatividad para que produzca los resultados esperados.
  • Muchas felicidades al Lic. Omar Fayad Meneses y a las y los candidatos a Diputaciones y Ayuntamientos que resultaron triunfadores. ¡Éxito en su gestión!

Twitter: @Esteban_Angeles

Facebook: http://facebook.com/estebanangelesc

Blog: https://perspectivahgo.wordpress.com/