El balance de lo ocurrido ayer en Oaxaca

165

 

 Corresponsal: Alfredo Goméz S.

 

Un promedio de 12 muertos, 85 civiles heridos, dos federales retenidos en un hospital, la ausencia y abandono del presidente municipal y diputado local hacia su pueblo y la reorganización de los pobladores para defenderse del gobierno, es lo que refieren habitantes de aquella zona.

Tras los ataques ayer, primero con gases lacrimógenos y luego la agresión a balazos,  el caos se generalizó en Asunción, Nochixtlan, en Oaxaca, en donde se dijo que lo gresca fue ocasionada por civiles, fue una grotesca “máscara” del gobierno, quien envió a policías “encubiertos” de civiles para balear a la población y luego culparlos de haber iniciado el enfrentamiento.

Nochixtlán

Los habitantes de Nochixtlán, así como de otras comunidades aseguran que ni aún con toda la saña con la que se portaron los emisarios del gobierno, se van a rendir, por lo que esperan que llegue el gobernador, Gabino Cue, así como al comisionado de la policía Federal,  para que se responsabilicen de las agresiones que están haciendo los federales, queriendo culpar a los maestros de la CNTE y ahora a “infiltrados” de otras organizaciones.

Relatan familiares de heridos que los policías federales sacaron a los enfermos del hospital y clínicas de esa zona, para exigir atención solamente para quienes resultaban heridos de la corporación policiaca, negando e impidiendo el acceso a los pobladores.

Narran que “mañosamente”, los hermanos  Daniel Alberto Cuevas Chávez y Herminio Cuevas Chávez, presidente municipal y diputado local de aquel distrito, en helicópteros salieron de Nochixtlán y sacaron a sus familias, para desentenderse de la “guerra civil” que permitieron se perpetrara en ese municipio.

Ante la falta de respaldo de su gobierno, la gente enardecida, al ver como los estaban “acribillando”, se reorganizaron y quemaron  un rancho del alcalde, las instalaciones de la presidencia municipal y el hotel Juquila, lugar en donde se estuvieron resguardando los federales.

Estas acciones fueron “por habernos negado el auxilio y atención a nuestros enfermos, que se murieron en las calles, mientras los uniformados estaban muy bien atendidos en nuestro hospital”, dijeron nochixtlecos.  Y ante la falta de orden, “si continúa la tensión y los ataques que nos están haciendo,  hoy también le quemaremos la casa al edil, así como el hotel Fandango, en el que siguen estando hospedados, con o sin permiso del propietario, en el último caso”, advirtieron.

Relataron que solamente servidores de taxis de “los amarillos”, fueron los que se humanizaron para trasladar a sus heridos hacia otras comunidades para ser atendidas, “varios ya no llegaron con vida”.

Y reafirmaron que los ataques “fueron hechos por supuestos civiles que traían armas largas, que descendieron de los helicópteros de la policía federal, queriendo confundir a la gente y nos empezaron a disparar”.

Nochixtlán2

El enfrentamiento entre los supuestos civiles y la población de Nochixtlán se registró a la altura del panteón, que está a unos cinco kilómetros del poblado, de donde fueron acercándose hasta llegar a  la plaza pública en donde arrojaron gases lacrimógenos.

Ese enfrentamiento, en donde no tuvieron oportunidad de defenderse los habitantes de esta zona mixteca,  ha enardecido a los habitantes de otras comunidades, por lo que el día de hoy lunes, aproximadamente a las 9 de la mañana, comenzaron a llegar integrantes del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT), del Frente Popular Revolucionario (FPR), entre otros, para exigir respuesta por los ataques hacia su gente.

Nochixtlán1“Venimos a  que nos respondan por nuestros muertos o habrá más muertos”, fue la sentencia de algunos líderes comunales;  han estado llegando por   veredas, caminos vecinales, por arroyos y lugares que sólo ellos por ser lugareños conocen, ya que las carreteras están bloqueadas.  Se está notando la presencia de gente armada con palos, piedras, machetes, bombas molotov, “ya no nos van a agarrar desprevenidos como ayer, no nos vamos a dejar, no nos van a intimidar”, aseguraron a su llegada.

Los que llegan son pueblos itzmeños, provenientes de Putla, Tamazoloapan, Tlaxiago y otros más, por lo que los lugareños se están organizando para repeler el ataque que les dicen “el miércoles otra vez vendrán a tratar de desalojar y a matarnos, pero les va a costar un poco más”, indican.

https://www.facebook.com/Desinformemonos/videos/1105452362829788/

 

Video tomado de la página “Desinformémonos”, en donde evidencian la intimidación de policías a ciudadanos, incluso hasta les apuntan con su arma.