Concluyen educación preescolar niñas y niños de Casa Cuna

30

160713GPJ0063

“La emoción de ver a nuestros niños y niñas dar un nuevo paso en su desarrollo es algo que toca el corazón porque, en el fondo, deseamos que el camino continúe hasta que sus sueños se logren en plenitud”, expresó la presidenta del Patronato del Sistema DIF, Guadalupe Romero Delgado, al acompañar a las y los egresados  educación preescolar del Centro de Desarrollo Infantil Diana Laura Riojas de Colosio, que funciona al interior de Casa Cuna.

Acompañada por sus hijos Paco y Jorge, la presidenta del Patronato del DIF estatal, dijo que la educación es parte del proyecto de vida que busca explorar habilidades y capacidades para llevarlas a su máximo nivel; en el caso del preescolar, en donde se canaliza la curiosidad de los pequeños, a través de una metodología pedagógica, que ayuda a trazar el futuro anhelado para la infancia.

Guadalupe Romero Delgado recalcó que “Casa Cuna protege sentimientos y sana heridas, en las que un gran equipo humano dedica tiempo y voluntad para que el pasado, efectivamente, quede atrás y se abra el momento de la esperanza; ese milagro que surge de tanto en tanto, es posible por el trabajo en corresponsabilidad y mucha claridad en lo que significa el desarrollo humano”, dos características de convivencia social y éxito individual en las cuales se basa el trabajo del Sistema DIF Hidalgo.

Agradeció la confianza y el haber seguido un “camino que sembramos y cosechamos por y para nuestros niños”.

La  directora de Casa Cuna, Mayda Vital Vargas, afirmó que todo el personal de este centro asistencial estaba emocionado y de fiesta, por estar reunidos para festejar y aplaudir un logró más en la vida de las y los graduados, pues todos avanzan un grado más en su educación.

160713GPJ0167

“Sabemos que no fue fácil, hubo momentos en que sentían ansiedad, pero salían adelante; hoy dejan de ser nuestros niños pequeños y pasan a ser parte de los niños escolares, eso nos llena de orgullo, pues trabajamos mucho”, dijo la directora del centro asistencial, reconoció también la labor de todo el personal que cuida a niñas y niños.

En representación de la generación, Jazmín recordó que cuando llegaron por primera vez a este jardín, empezaros la gran labor de escalar una montaña llena de retos y aprendizajes, “hoy agradezco a todos porque ya llegamos a la cima, pero también les pido que nos ayuden con la montaña que sigue porque es mucho más alta”. Señaló que lo único que llevará consigo en la siguiente etapa de su educación, son los recuerdos de mis amigos y mis maestras que llevaré en mi corazón.

Actualmente Casa Cuna alberga a 22 niñas y 17 niños; brinda servicios integrales a niñas y niños de cero a siete años 11 meses de edad a quienes les han sido vulnerados sus derechos. Desd e el inicio de la administración a la fecha, se han atendido a un total de 304 niñas y niños, en el centro que tiene una capacidad de atención de hasta 60 menores de edad.