Titular del área de Transparencia Gubernamental de Tula se deslinda de parentesco con probable abusador sexual

131

 

 

Luego de publicar la nota titulada “Primo de titular de Transparencia en Tula acusado de intento de abuso sexual” Guillermo Hernández León envío un mensaje al muro personal de la autora de la nota a través del mensajero de Facebook, en el que exige su derecho a réplica y en la que se deslinda del parentesco con Arnulfo H. L., individuo señalado como el responsable del intento de abuso sexual.

http://presenciahidalguense.com/2016/08/03/primo-de-titular-de-transparencia-en-tula-acusado-de-intento-de-abuso-sexual/http://presenciahidalguense.com/2016/08/03/primo-de-titular-de-transparencia-en-tula-acusado-de-intento-de-abuso-sexual/

 

Al darle el espacio para las aclaraciones pertinentes,  solo dijo “Me deslindo de el. ni es mi primo nadmas. Antes de publicar investigue mi paresteco por favor”. (SIC)

Al preguntarle si era todo, agregó que   “Reconosco su trabajo pero si me afecta como persona mas como familia. Y yo no defendería alguien con el como la nota que dice. Que tengo que decir porque no es de mi familia”. (SIC)

Al hacer investigación se encontró que Hermenegildo H., padre de Arnulfo H. L.,  es primo de Atanasio Hernández, padre de Guillermo Hernández León,  como se ha dicho, es funcionario público en la presidencia municipal de Tula, por lo tanto lo tanto está bajo el escrutinio ciudadano, toda vez que percibe recursos del eraro.

Se hace la aclaración de que no son primos hermanos, como dice la nota y por esa parte, se ofrece una disculpa, sin embargo, si son parientes en segundo grado.

El funcionario público exige una disculpa en en redes sociales por mencionar que el involucrado en una denuncia ante el ministerio público es  su familiar y que además “todavía le hace el paro”,  por lo que se hizo la investigación de vecinos que viven en la misma calle Abasolo, en la comunidad de Bomintzhá, quienes ratificaron  que la familia de Guillermo Hernández León y Arnulfo H. L., convergen mucho en actividades familiares y de partido, ya que fueron sus casas las que se utilizaron en el pasado proceso electoral para entregar algunos obsequios a los votantes.