Habitantes de la comunidad fronteriza de Ojo de Agua en Tepeji del Río de Ocampo, con el Estado de México, específicamente el municipio de Jilotepec, despertaron con la noticia de que “habían encontrado un muerto” por allá, antes de llegar a la planta asfaltadora, a un costado de la carretera Jilotepec – Tepeji, a la altura del lugar conocido como Corrales.

De inmediato dieron aviso a las autoridades, para  rescatar el cuerpo, este hecho fue registrado poco antes de la 1 de la madrugada, por lo que el agente del ministerio público en Tepeji acudió a verificar el reporte hecho por la policía municipal de este municipio y ordenar el levantamiento del cadáver.

La causa evidente de la muerte, fue que le reventaron la cabeza “a plomazos”, dijo un lugareño, mientras que el reporte técnico indica que  murió a causa de una “laceración de masa encefálica secundaria a traumatismo craneofacial por proyectil de arma de fuego”.

El difunto no ha sido identificado como habitante del lugar, por lo que se encuentra en el SEMEFO de Tepeji del Río, mientras tanto, ya se han girado  los oficios para realizar análisis en materia de química forense, en criminalística de campo, dactiloscopia e idento odonto estodontegrama, entre otros, para resolver los hechos, es decir, para ver si es posible identificarlo e incluso, comparar con personas desaparecidas de las que se tenga reporte.

El occiso vestía una sudadera roja con franjas azul marino, pantalón de mezclilla color azul, aparentemente unos 30 años de edad, complexión regular.

Para esta situación, se inició el Número Único de Caso NUC:17-2016-0577, por el delito de lo que resulte de la muerte.

Cabe señalar que apenas en abril pasado fue ejecutado otro hombre, muy cerca de este lugar, ejecución que hasta el momento no ha sido esclarecida.

Seguramente la policía y el gobierno estatal dirán lo que acostumbran en cada caso similar: Son casos aislados, el difunto no era de Hidalgo y solo lo vinieron a tirar aquí. Aunque en este caso, se observa que los balearon en el lugar.

Y a pesar de que el gobierno estatal en Hidalgo insiste en que la entidad está colocada en primer lugar como el estado más seguro en el país, según los reportes del Índice de Paz en México, estadística elaborada por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP), lo cierto es que la población tiene sus dudas, toda vez que siguen dándose las muertes violentas y ejecuciones.

El dato que proporciona el IEP, no concuerda, según los vecinos de Ojo de Agua, en el municipio de Tepeji del Río, tampoco de Atotonilco de Tula, en donde en las últimas semanas han aparecido los cuerpos de personas con el tiro de gracia, una mujer calcinada y el día de hoy en Tepeji, un joven de unos 30 años con dos disparos en la cabeza.