Tula sin patrullaje de policías por que ya no tienen para gasolina

117

Sin seguridad ni apoyo se encuentra la ciudad de Tula, reportan ciudadanos preocupados por la falta de los recorridos cotidianos tanto en las comunidades como en la zona centro, indicando que a lo largo del día, no se ha visto una sola patrulla realizar rondines.

Algunos elementos policiacos afirman que en este turno no salieron las patrullas, porque ya no tienen “vale” con la gasolinera, por lo que no pudieron cargar combustible, quienes han podido ejercer su labor en los cruceros o en la vialidad, han llegado por sus medios y no han sido “repartidos” como cotidianamente ocurre en cada cambio de turno.

Preocupa a la ciudadanía que faltando 13 días para que concluya el gobierno que preside Jaime Allende González, la delincuencia pueda hacer presa  al municipio, toda vez que si desde ahora ya no les suministran gasolina, será muy complicado que puedan prestar el servicio al cual están obligados como cuerpo policiaco, hasta el último momento de la administración.

Además manifiestan mismos elementos policiacos que la patrulla  SP46, asignada a Guadalupe Jiménez Martínez, coordinador operativo de la secretaría de Seguridad Pública de este municipio, no ha sido reportada desde el pasado lunes, luego de que está ha sufrido serias averiaciones en toda la parte baja, con el carter roto, las suspensiones destrozadas y señalan que incluso los rines de esa unidad, una Charger 2016, están dañados.

Cabe recordar que al ex comandando Jesús  Ruíz Martínez que dañó una unidad  unidad policiaca similar a la que utiliza el coordinador operativo de la policía tulense, lo despidieron sin derecho a una indemnización pero tampoco con la obligatoriedad de pagar el desperfecto de 25 mil pesos por dañar el vehículo que tiene un valor superior al millón de pesos,  por lo que resalta la duda de lo que pasará con este polémico personaje, Guadalupe Jiménez, que ha hecho el negocio de su vida con la dirección de Seguridad Pública, sobrepasando incluso la autoridad del títere de Sergio Antonio Venegas González, quien siempre “se deslinda de lo que su subalterno hace.