Sexo en Tiquicia: de pelos, dientes, alientazos et al.

154

by Mónica Zúñiga Rivera

demalaspalabras.com

Estimados lectores, apreciadas lectoras, hoy deseo compartir con ustedes algo de eso que a veces nos incomoda cuando iniciamos las labores del canchis, canchis. Déjenme hablarles de los pelos, de los dientes y hasta del aliento de alguna gente…todo eso, al final de cuentas es importante y a la larga, puede definir una segunda o tercera salida.

A lo que vinimos. Cuando uno está en los primeros coqueteos pues se fija en algunas cosas que son básicas: uñas, dientes, sonrisa…Algunos maes se fijan en los pelos de las chavalas, en sus brazos, en sus nalgas. A veces piensan que si la nena tiene los brazos con vellos entonces, lo mismo sería por debajo. Y la verdad es que no, no siempre los pelos de un lado corresponden a los de otro, y además, ahora con eso de la depilación permanente que es cada vez más popular en Tiquicia, ya ni se sabe dónde inicia lo natural y dónde termina lo artificial.

Algunas chavalas nos fijamos en la espalda de los maes, otras en los ojos, y algunas, en las manos…si las manos son grandes, fantaseamos con ellas, con manos que recorrerían la cintura, que masturban y se masturban, con manos que intentan estrangular en un juego recíproco…En esto de los gustos no hay nada escrito, lo que sí es cierto es que a muchas nos gusta el mae viril por una cuestión de evolución…en otros lados, el hombre fino, flaco, andrógino es muy cotizado…todo cambia pero es cierto que aún tenemos algo de ese antiguo instinto de apareamiento.

A veces hay maes muy apetitosos pero cuando se ríen la cagan: o les falta una muela, o tienen los dientes manchados o no sé. No es que una ande viendo muñecos o muñecas, a mí por lo menos eso nunca me ha importado, pero puta, los dientes son algo básico: no hablo de la obsesión de los gringos por el blanqueamiento y la vara, no (ustedes sabrán que en algunos lados de USA, para muchos trabajos piden foto con sonrisa, para medir la calidad de la boca de la gente). Hablo de lo primordial, dientes limpios, sin sarro y ojalá, dentadura completa. En algunos países como Francia o Inglaterra una sufre: la gente no tiene la prioridad de la boca, y es algo que cualquiera puede corroborar. Los dientes no son prioridad, incluso profesores universitarios andan con una boca que da lástima, un horror…Hasta celebridades europeas han tenido que invertir en esto porque si no, se los llevaba ya sabemos quién…

cristiano

Otra vara extrema es el aliento. Lo malo es que eso no se puede saber sino hasta el momento justo de estar frente a frente. Así de simple. Digamos que empieza el flirteo, la soba y cuando ya uno va a salir con esa persona, resulta que olemos algo rarillo…el aliento es también algo básico y no siempre tiene que ver con la higiene. Hay gente que es muy limpia pero tiene una dieta de mierda o algún problema en el estómago, o quién sabe. Y otra cosa les diré que suena a paradoja: cuando hay química, el aliento se pasa por alto, esa es la maravilla del encuentro erótico. Una amiga profesora me ha dicho que ha visto parejas de estudiantes en las que ambos tienen alientazos y, contra todo pronóstico, se comen a besos en los pasillos del cole nocturno donde ella trabaja. ¿Así o más raro? La verdad es que eso no sorprende, en realidad es la química de la gente, la ciencia del eros ahí actuando a pesar de.

aliento

Y ¿qué me dicen de los maes que parecen ositos de peluche, esos con la espalda que no se ve de tanto pelo? Pues bien, esos a veces asustan pero insisto, lo vemos hasta que la tenemos encima, jejeje. No siempre se puede saber de primera entrada. Sé que sobre gustos no hay nada escrito pero la verdad es que los tiempos del Neardenthal están superados, jjijij. No digamos solo los pelos, el aseo, la transpiración…vean, con tanta vara es en verdad una suerte encontrar alguien que reúna todo lo que a una le gusta o por lo menos, todo lo que no nos molesta.

espalda

Casi todas mis parejas han sido fumadoras y sin embargo, nunca hubo mal aliento…claro, desde nuestra química, pero vaya usted a saber si eso era así siempre…Qué bañazo, a lo mejor los maes tenían alientazos en el brete. A lo mejor fuimos objeto de burla, como esos estudiantes de los que habla mi amiga profesora, gente con alientazo y comiéndose a besos a pesar de cierta repugnancia que a ella le causaba esa escena extraña.

Por otra parte, hoy asistimos al debate por los pelos, pero noten que ni son todos los pelos ni todos los lugares donde esos pelos se encuentren (la barba hípster volvió y a casi nadie le molesta, sobre todo si es un Jaredcito Leto que la lleva). Se dice que el porno es el que ha cambiado eso porque antes, en tiempos de Emanuelle y deGarganta profunda, todo el mundo mostraba sus genitales al natural, a lo hippie. Hoy esa estética ha cambiado, no sé si para bien o para mal, cierto es que se siente más con los genitales rasurados pero también, hay más probabilidades de infecciones y enfermedades. Como dicen, no hay grupera que no chime y en esto del sexo, eso es tal cual.

jaredcito

También hay otros parámetros que vemos a la hora de entrar en las artes del eros, la música es uno de ellos…pero eso lo dejo para la próxima semana, si la vida nos la presta. Hasta pronto.