Hasta que se “enfríen las cosas” irá a reclamar al niño

2599

“Que pase un mes, cuando todo se haya enfríado y voy a reclamarlo, mientras me quito de problemas”, palabras pronunciadas por M. L.  V., abuela del menor que fue canalizado al DIF del Estado, luego de que fuera encontrado con visibles huellas de maltrato y abandono, vagando en las calle Adolfo López Mateos, en la 2ª. Sección de San Mateo, Tepeji del Río.

Luego de conocer la noticia, se hicieron algunas indagatorias sobre la identidad del menor, la cual se omite por protección a su integridad, (después de que sus familiares no lo protegieron), se determinó que este pequeño, junto con una hermanita de uno o dos años más que él, están a resguardo de M. L.  V., propietaria de una florería,  pero en lugar de cuidarlos, esta mujer que es su abuela, se ha dedicado a prodigarles todo tipo de maltrato físico y emocional, según declaraciones de algunos vecinos.

Los declarantes, quienes piden no ser evidenciados, por temor a represalias, lamentaron que esta situación haya llegado hasta este grado pero también dicen que es mejor que el niño ya no esté ahí, ya que indicaron que el pequeño se escapó luego de ser golpeado salvajemente por su abuela, en medio de intenso aguacero, “buscando quizá con el agua mitigar un poco su dolor después de la golpiza”.

Asimismo, al preguntar al delegado, Juan Ruíz, dio a conocer que esta mujer tiene ya un reporte por maltrato a la hermanita del pequeño ahora resguardado en el DIFH, “hace unos meses reportamos al DIF, cuando estuvo al frente la mamá del ex presidente, Fernando Miranda, solo vinieron un día a buscar a la señora, no la encontraron y no regresaron, por lo que la niña siguió y a la fecha, continúa viviendo en situación de violencia, por lo que yo considero que no es apta para tener a su resguardo a estos niños”, indicó.

En tanto, los vecinos dijeron que la abuela de estos pequeños no los quiere, la niña iba al kínder, pero la mandaba sucia, sin comer, sin material para trabajar, sin hacer tareas, con muchos moretones en su cuerpecito, “por eso el delegado reportó al DIF, pero nunca hicieron nada”.

Añaden que M. L.  V., junto con su esposo atienden y son propietarios de la florería ubicada en las Guerras y que desde que salen en las mañanas, encierran a los menores, dejándolos todo el día solos, muchas veces sin comida y “como el niño es un poco más inquieto, seguramente por eso lo amarraba”.

Indican que alguna vecina que no quisieron mencionar su nombre, pero que se da cuenta de la situación de los menores, les pasaba si no diario, de vez en cuando algo para que comieran, “les tiene mucha lástima y por eso los ayuda”.

En cuanto a la madre de los niños, expresaron que al parecer se fue dejándole los niños a su mamá, “creemos que está en Oaxaca, ella se dedica a la prostitución, al menos aquí así mantenía a sus hijos, pero como no le gustó a doña M. L.  V., la corrió muchas veces y la chamaca optó por irse, pero además ella dijo que de manera honrada se haría responsable de sus nietos, por lo que no le permitió llevárselos, hubiera sido mejor que los tuviera su madre y no vivir la violencia que tienen con su abuela”; señalaron.

El propio delegado mencionó que haciendo también investigaciones vecinas de los niños en La Cruz de San Mateo le dijeron  que la abuela dijo que si es del interés del abuelo paterno reclamar al niño que lo haga, así le quitarán un peso de encima, “pero no me dijeron quien es el abuelo, solo que va a ser muy difícil que lo reclame y si lo hace no se lo van a dar, porque al  parecer, es muy tomador. Lo único que dijeron es que al parecer vive en San Juan Otlazpan”, indicó la autoridad auxiliar, quien añadió que “judiciales” la vinieron a buscar pero no la encontraron, se les dio señas de dónde está su negocio, quien sabe si la fueron a buscar allá.

En cuanto a ella, como no hizo nada el DIF cuando se reportó el maltrato de la niña, está confiada en que tampoco sucederá nada en su contra en esta ocasión, por lo que dijo que esperará a que “se enfríen las cosas y si no va el abuelo, iré a reclamarlo, algo se me ocurrirá y no le quedará de otra al DIFH que regresármelo porque ellos entre menos chamacos tengan para mantener, es mejor”.

Nota de la editora:

Es un caso indignante, enoja el cinismo de esta mujer sin entrañas, sin sentimientos.  Ojalá que el gobierno tome cartas en el asunto, el DIF municipal y estatal hagan su trabajo y realmente provean de bienestar integral para este pequeño y le retiren a la hermanita, pero que también sancionen a esta mujer y a su pareja, porque al parecer, son los dos los que han maltratado tanto física y psicológicamente y lo mejor es que a la niña de inmediato la pongan a buen resguardo, porque si ahora han sido golpes, encierros, malas palabras, en poco tiempo y si es que no ha sucedido, podría haber violación y más daño emocional a esta pequeña.