¿Donald Trump bajó los brazos? Su jefa de campaña admitió que Hillary Clinton tiene más votos

29

LA NACION24 de octubre de 2016

WASHINGTON.- Faltan apenas dos semanas para que los 50 estados de Estados Unidos abran sus urnas al mismo tiempo y los ciudadanos del país de norte se acerquen a los centros de votación para elegir al sucesor de Barack Obama , quien abandonará laCasa Blanca tras ocho años de mandato.

Y los candidatos, en medio del countdown que marcará sus vidas, están dispuestos a todo por convencer a los indecisos y juntar agua para sus molinos. Las encuestas no son concluyentes; la mayoría de ellas posiciona a la demócrata Hillary Clinton por sobre el republicano Donald Trump, aunque desde las redes sociales el millonario a veces diga lo contrario.

Sin embargo, ayer una declaración desde el entorno más cercano del empresario de la construcción dejó a todos con la boca abierta: la jefa de campaña Kellyanne Conway dijo que Clinton tenía “tremendas ventajas”, entre ellas una gran cantidad de fondos para la campaña que le ha permitido gastar millones de dólares en publicidad televisiva con vistas a la elección del 8 de noviembre.

Conway reconoció así que el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidosmarcha detrás de su rival Hillary Clinton, en momentos en que la postulante demócrata impulsa una estrategia para alentar el voto anticipado en algunos estados cruciales para la elección.

“Estamos por detrás”, dijo Conway en el programa de la cadena NBC “Meet the Press”. Pero agregó que la campaña de Trump está apuntando a votantes indecisos que no han definido su apoyo a Clinton.

En momentos en que la diferencia en los sondeos entre ambos candidatos se amplía, Trump denunció repetidamente que la elección está siendo “arreglada” en su contra, aunque no brindó pruebas al respecto.

En el debate de la semana pasada con Clinton, Trump desafió uno de los pilares de la democracia estadounidense al negarse a comprometerse a aceptar el resultado de la elección. “Lo que estoy diciendo es que les diré en su momento. Los mantendré en suspenso. ¿Okay?”, dijo el republicano.

Poco después insistió sobre el asunto en un acto de campaña en Delaware, en el estado de Ohio, donde sostuvo que respetará el resultado de las urnas “si yo gano”.

Agencia Reuters