Otorgué un voto de confianza pero no de ingenuidad y si detecto corrupciones promoveré la revocación de la autorización: Gabriela Pérez

289

 

 

Con una  característica de sencillez la regidora de la fracción de MORENA, en Tula de Allende, Gabriela Morales Pérez, comentó para Presencia Hidalguense, el porqué de su voto a favor de la propuesta de Iniciativa de la Ley de Ingresos, así como el aprobar que el alcalde tenga el voto para que firme convenios, contratos, con particulares, instituciones y empresas, fue en el sentido de darle oportunidad al municipio de un crecimiento y avance sustancial.

Dijo que  ella no es una política improvisada, su trabajo en la FIOAC, le dio la facultad para poder ser miembro del partido de Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA),  con el cual se identifica en sus tres principios, “no robar, no mentir, no traicionar”.  Desde el momento en que fue elegida como aspirante a la regiduría, el compromiso  fue para la ciudadanía, no para beneficiarse de manera personal.

“La decisión que tomé para aprobar tanto la Ley de Ingresos, como el que el alcalde firme los contratos, fue  de manera responsable y  otorgando  el beneficio de la duda y un voto de confianza al presidente, que es el que finalmente como señala toda legislación, está facultado para realizar todo el trabajo ejecutivo.

“No quiero ser factor para que el crecimiento de Tula no se dé.  El alcalde está obligado a presentar los informes cada dos meses, con todos y cada uno de los contratos y convenios que firme, y en el caso de observar irregularidades, actos de corrupción, sería la primera en exigir una revocación a la aprobación que se le dio el pasado domingo.

“Lo que tu servidora pretende, es que el municipio tenga un desarrollo armónico y sustentable; estaré siempre buscando la interlocución  con la autoridad municipal, con los funcionarios, de una manera responsable, madura y respetuosa, pero eso no quiere decir que no actuaré con firmeza, ni caeré en la ingenuidad.

“Estaré muy pendiente de que esa autorización que se le dio al presidente, no se convierta en el cheque en blanco del que todo mundo habló.  Cumplo con el principio de no mentir, porque estoy evidenciando por qué otorgué mi voto y estoy trabajando, gestionando, atendiendo, cumpliendo con mi función como autoridad electa, para con la ciudadanía.

En cuanto a mi partido, como regidora de MORENA, sigo los principios marcados en la plataforma política, que busca un crecimiento de la población desde el entorno político, económico y social, no buscamos intereses personales, tan es así, que aportamos el 50 por ciento de nuestra dieta y como se propuso desde la campaña, ese dinero se va al municipio de Chilcuautla, que es el que actualmente está gobernado por MORENA, para que sea utilizado en proyectos para los jóvenes, quizá en universidades; con ello cumplo con el principio de no robar, no pretendo enriquecerme con lo que el municipio me paga.  Es  más, yo fui una de las que estuvo en contra de recibir vales de gasolina o teléfonos o el pago del servicio telefónico.

“Como regidora, como representante de un partido político ante la ciudadanía, tengo la obligación de ser responsable, congruente, pero como ya dije, no ingenua.   Tan es así que hoy junto con otros compañeros del ayuntamiento, acudimos a presentar nuestra declaración patrimonial, la cual, en su momento se hará pública y el ciudadano podrá  juzgarnos en base al trabajo y los resultados que presentemos, también se verá si hay enriquecimiento o por el contrario, vivimos dignamente con lo que tenemos, sin necesidad de caer en actos de corrupción.

“Es verdad que he recibido hostigamiento, no diré en este momento de parte de quienes, se hará público en el instante que lo considere propicio. En todo momento he mantenido informados a mis dirigentes, en el municipio   a Antonio Vargas y por supuesto, al dirigente estatal, el doctor Abraham Mendoza Zenteno.

La munícipe cambió su expresión cuando manifestó que “algunos medios de comunicación no se conducen con ética”, sin señalar a quien se refiere en específico.  “Quizá me quieren ver fuera de mi partido, están buscando motivos para que me expulsen de MORENA, sin tener el respeto para  preguntarme.   Para que me expulsen, los que tienen que tomar la decisión, son mis dirigentes partidistas y a ellos les estamos entregando resultados, ya que independientemente del trabajo de cabildeo,  también estamos trabajando en los comités de base, al momento ya tenemos una consolidación del 90 por ciento en la conformación de comités y estructuras, que vamos con todo para hacer ganar a nuestro líder, el Lic. Andrés Manuel López Obrador en el 2018 y a nuestro partido político”, concluyó la asambleísta.