Perspectiva Desarrollo democrático

27

En la edificación de las acciones del Eje II del Plan Estatal de Desarrollo de Hidalgo 2016-2022 (PED), “Hidalgo Próspero y Dinámico”, replantea mecanismos de inserción y participación ciudadana para hacer factibles la equidad y la justicia social con el crecimiento y el desarrollo económico.

Para este propósito, plantea impulsar la concertación progresista del gobierno, el sector académico, el empresarial y la sociedad civil organizada. Con este Modelo de Tetra Hélice, se trazará la creación del “Consejo de Desarrollo Económico de Hidalgo”, cuya tarea será diseñar, monitorear y evaluar las políticas para el desarrollo, así como los programas, acciones y proyectos para fortalecer una economía del conocimiento que trascienda la visión cortoplacista y prospecte en el largo plazo la gestión del desarrollo.

En este contexto la política del desarrollo se establecen para generar prosperidad a partir de integrar la participación social, la atracción de inversiones privadas, el emprendimiento, la consolidación de nuestros sectores estratégicos, el dinamismo de la inversión pública y la optimización de recursos estatales destinados al crecimiento y al desarrollo económico.

Las directrices del modelo priorizan el fortalecimiento de la productividad, la innovación y la competitividad,  a la vez que comprometen la co-creación de más y mejores empleos, la eficaz asignación de recursos públicos para incentivar el dinamismo social y alentar la inversión productiva en un marco de flexibilidad financiera que estimule la participación privada.

Esta prescripción económica reconoce que no se puede propiciar igualdad social y crecimiento con equidad, sin antes consolidar la eficiencia del gasto público, en consonancia con la activación productiva y la inversión pública y privada, elementos vitales para fortalecer el mercado interno y generar crecimiento y desarrollo.

En este sentido, plantea la importancia del papel rector del Estado en la creación de una política hacendaria sana y eficiente, que potencie los recursos, la creación de infraestructura, y amplíe la armonía intersectorial frente a la tensa relación que provocan los mercados liberalizados y desregulados, el papel de las economías emergentes, los impactos económicos de la elección en EUA, la migración, la  inseguridad, la incertidumbre y el miedo al futuro, fenómenos todos causantes del  malestar social.

Asume que impulsar el crecimiento y la prosperidad social y generar empleos de calidad, sólo es posible si la gerencia pública estimula con inteligencia institucional la inversión productiva del sector privado.

Asimismo, reconoce que la estrategia intersectorial y el enfoque municipalista del desarrollo resultan significativos porque juegan un papel fundamental en el desarrollo regional; cuestión vital para potenciar la diversidad e impulsar las vocaciones locales. Esta idea evidencia que el crecimiento no es uniforme ni simultáneo, por lo que cada municipio y microrregión es por sí una realidad particular, que debe ser atendida y estimulada desde sus fuerzas endógenas.

La armonización del enfoque regional y sectorial del desarrollo debe articularse con la fuerza política del municipio. Es necesario superar el sectarismo estrecho de partidos y de intereses particulares, para trascender desde la visión integradora de una gobernabilidad de alta calidad, el desarrollo y las oportunidades de co-creación corresponsable de la tarea pública.

Esta visión recupera el poder ciudadano en democracia; identifica la función pública como la universalización de las virtudes sociales; y reconoce el compromiso corresponsable de la ciudadanía como epicentro en la toma de decisiones institucionales y como protagonista en la construcción de la Agenda Ciudadana para el Desarrollo.

En este escenario, se compromete a dinamizar la productividad del sector primario y atender estratégicamente la realidad campesina, porque constituyen una fuerza histórica indiscutible para el desarrollo.

Hacer productivo al campo implica que los planes y programas de apoyo refrenden el compromiso del Estado de brindar asistencia financiera y técnica que impulse la reestructuración productiva y económica del sector agropecuario, y garantice no sólo su eficiencia productiva, sino mejores canales de comercialización de sus productos, para trazar las bases que redimensionen el desarrollo del campo hidalguense.

De igual manera, se deben impulsar las potencialidades del sector turismo. Es necesario estimular una cultura y conciencia turística en Hidalgo. El Estado debe gestionar y apoyar las iniciativas que promuevan el desarrollo turístico; fortalecer su sustentabilidad; la ampliación de la infraestructura y los servicios de calidad, que insertos en una lógica social de atención turística, generen un dinamismo económico que sea fuente motriz del desarrollo.

En esta lógica de planeación, potenciar las actividades productivas y su prosperidad, exige replantear las políticas públicas para que el desarrollo social condense el matiz integrador y solidario que reclama la sociedad.

Esta cuestión demanda que ámbitos como la educación, la salud, la cultura, la seguridad y la justicia, se redimensionen para generar mecanismos de “Alianzas y Acuerdos Sociales”, es decir, para vertebrar lazos de cooperación y conciencia ciudadana, que amparen la custodia de estos ámbitos y aseguren su adecuado funcionamiento y calidad.

Este amplio espectro de acciones gubernamentales debe consolidar la gobernabilidad del Estado. Las acciones para el desarrollo y la prosperidad no pueden soslayar el valor de la  transversalidad de los derechos humanos en los planes y programas para el desarrollo.

Empero, este enfoque de ciudadanización institucional reclama generar mecanismos de estabilidad social y procesamiento del conflicto. Exige instaurar un modelo de procuración de justicia con trato humano y seguridad integral, para privilegiar la cultura de la prevención del delito y una efectiva justicia cotidiana que afiance la certeza y la seguridad jurídica como fuerza valórica y virtud del Estado Democrático de Derecho.

Esta dimensión que rescata los valores humanos y su dignidad en las acciones del Estado, impone profundizar la horizontalidad y solidaridad de la tarea pública para construir el futuro que merece el pueblo de Hidalgo.

No hay gobierno exitoso sin equidad social. El éxito de la gestión gubernamental se presenta en el dinamismo de sus acciones que mejoran la calidad de vida de sus ciudadanos. Esta es la visión de la nueva gestión pública para el desarrollo, que en el largo aliento de la planeación debe atraer inversiones que fomenten la creación de empleos de calidad y desarrollen las cadenas de valor, que fortalezcan el mercado interno de Hidalgo.

Agenda

  • El Presidente Enrique Peña Nieto anunció, “La #Red Compartida es un proyecto de inclusión digital que pondrá a México en la vanguardia mundial de las telecomunicaciones y cubrirá a más de 100 millones de mexicanos con la última tecnología en telefonía e internet móvil. “.
  • El Consejero Electoral Ciro Murayama informó que los partidos políticos tienen adeudos fiscales y de las cuotas obrero-patronales que deben cubrir al IMSS y al ISSSTE por un monto de 654.6 millones de pesos.

Twitter: @Esteban_Angeles

Facebook: http://facebook.com/estebanangelesc

Blog: https://perspectivahgo.wordpress.com/

Correo: perspectiva@estebanangelesc.com