APUESTA SEPH POR UNA CULTURA DE PREVENCIÓN

23

 

 

La Secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH) informa con relación a los lamentables acontecimientos suscitados en el hermano estado de Nuevo León:

Por tratarse de un fenómeno complejo y de orden mundial, el estado de Hidalgo ha instrumentado políticas para la convivencia y prevención de la violencia en las escuelas, con base en un conjunto de acciones de programas locales y federales que orientadas a desarrollar y fortalecer las habilidades socioemocionales y la resolución de conflictos de manera pacífica para todos los actores involucrados (alumnos, docentes, directivos, y padres de familia), generen prácticas inclusivas, democráticas y pacíficas dentro de las escuelas, así como ambientes propicios para el aprendizaje.

Estas acciones exponen con claridad que el gobierno actual, promueve una reforzada política para la convivencia escolar libre de violencia.

Como principal línea de acción preventiva, además de la capacitación y sensibilización de los actores, se incluye en los contextos mediante la creación de marcos locales de convivencia escolar (reglamento escolar ajustados) a efecto de que sean alineados a las necesidades de principios de tolerancia, participación democrática y desarrollo cognitivo y emocional de las alumnas y alumnos.

Esta estrategia integral está sustentada en dos programas de intervención: El Programa Nacional de Convivencia Escolar donde se atienden a 751 escuelas en polígonos y zonas de riesgo, con la atención más de cien mil estudiantes, así como el Programa Estatal de Prevención, Atención y Erradicación de la Violencia Escolar, que es una plataforma abierta a todas las escuelas públicas y privadas de Educación Básica donde se registra y canaliza atención de manifestaciones de violencia en cualquiera de sus formas.

De igual manera en Educación Media Superior y Superior se vienen implementando protocolos de seguridad, protección civil y emergencia escolar.

Finalmente el compromiso del estado y de esta Secretaría es fortalecer principalmente los esquemas preventivos, mediante la formación de habilidades de los actores y el ajuste de los esquemas de convivencia escolar que permitan hacer efectivos el derecho que tienen las niñas y niños de contar con espacios y convivencia libre de violencia. Cabe mencionar que tanto la federación como el estado han dejado de lado acciones limitadas y desarticuladas por esquemas integrados y preventivos.