Los controvertidos embriones de cerdo con células humanas

35
Yahoo Noticias

En la mitología griega, el Minotauro tenía pedazos de humano y de toro, los centauros de humano y caballo y los faunos de humano y cabra. Y mezclas de seres con resultados aún más estrambóticos son parte de la tradición ancestral de muchas culturas.

Pero, ahora, la ciencia ha hecho su parte y creado lo que sería el primer híbrido entre un humano y un animal, en específico el cerdo, como narra la revista National Geographic. Se trata ciertamente de un paso de ingeniería genética enorme y controversial, pero que también abre muy amplias posibilidades en el ámbito médico, sobre todo para la futura producción de órganos compatibles para ser trasplantados a pacientes humanos.

Ver fotos

Un embrión de cerdo portador de células humanas, el primer híbrido entre humano y animal que logra desarrollarse y sobrevivir por un tiempo. (Juan Carlos Izpisua Belmonte/Instituto Salk)

El humano-cerdo, o cerdo-humano, que nada tiene que ver con personas de moralidad despreciable o mala higiene que pudiesen por ello recibir ese apelativo, no deambula por las calles ni se esconde en laberintos. En realidad se trata de embriones de cerdo a los que se le inyectaron células humanas y lograron tras ello sobrevivir y crecer por un tiempo portando genes de especies diferentes.

Aunque ciertamente el logro biomédico aún está en sus primeras etapas –y nadie se topará con un cerdo humanizado en una granja ni con sus chuletas en la carnicería– sí se trata de un avance monumental. Lograr la sobrevivencia de seres quiméricos –aquellos que portan genes de especies diferentes– con células humanas había sido imposible hasta ahora y el hecho de haberlo logrado en embriones de cerdo que lograron sobrevivir por un tiempo es un paso de gran magnitud.

El objetivo, con todo, no es crear un extraño y controversial zoológico sino una nueva forma de producir órganos necesarios para trasplantes en pacientes humanos. Los cerdos y los humanos tienen similitudes biológicas importantes y por ello la teoría de ‘cultivar’ órganos con células humanas en cerdos resulta plausible, aunque aún falta mucho para, en su caso, fructificar.

Los embriones quiméricos de cerdo y humano aún no son viables para producir órganos para trasplantes y la relación entre células humanas en esos fetos quiméricos ya creados es reducida: 1 en 100,000. Pero esos embriones, logrados por el equipo de Juan Carlos Izpisua Belmonte en el Instituto Salk, que ya ha producido quimeras entre ratas y ratones que han sobrevivido hasta la edad adulta, abren grandes perspectivas en este ámbito. De acuerdo a expertos citados por la revista Wired, esa técnica de quimerismo será viable para pensar en aplicaciones prácticas cuando logre sustentar una célula humana por cada 100 de cerdo.

Ver fotos

En el futuro, humanos podrían beneficiarse del trasplante de órganos compatibles ‘cultivados’ en cerdos. (AFP)

Y si se considera que miles de personas cada año requieren un trasplante para sobrevivir, con una disponibilidad de órganos insuficiente, la promesa de poder producir tejidos compatibles con humanos de forma externa es promisoria.

Con todo, aún existen fuertes restricciones para la investigación quimérica. Por ejemplo los Institutos Nacionales de Salud no permiten actualmente el uso de sus recursos para esa clase de proyectos, pero eso podría cambiar. Y ciertamente la tecnología y el conocimiento disponible en ese campo aún requieren desarrollarse sustantivamente.

Las posibilidades, retos y conflictos médicos, económicos y éticos son considerables y requerirán honda reflexión e investigación. Pero la promesa de resolver la aguda falta de órganos para salvar multitud de vidas es poderosa y atrayente.

Sigue a Jesús Del Toro en Twitter: @JesusDelToro