Por Rosalía Maldonado.

TULA DE ALLENDE.- Los seis policías adscritos a la Coordinación de Seguridad Estatal de la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo (SSPH) en Atotonilco de Tula y tres trabajadores de la empresa Grúas Tlaxcoapan que fueron detenidos por la Procuraduría General de Justicia del estado de Hidalgo (PGJEH) acusados de la comisión de los delitos de robo y robo agravado, en agravio de una particular y una  empresa del ramo del acero fueron vinculados a proceso. La juez de control dio un plazo de tres meses para el cierre de la investigación complementaria, tiempo que los acusados estarán en prisión.

El miércoles 25 de enero los acusados fueron presentados a la Juez de Control Rosa María Parra para la audiencia inicial quien decretó un término de 144 horas para resolver si los vinculaba  a proceso y como medida cautelar les impuso a todos prisión preventiva.

El lunes en una audiencia que duró 10 horas y concluyó a las 8 de la noche, la Juez resolvió vincularlos a proceso, señalando como fecha para el término de la investigación complementaria el 25 de abril de 2017.

Fue una audiencia mucho más compleja por el número de testimonios que debieron desahogarse, tomando en consideración que son nueve los imputados, y que se hizo comparecer a las víctimas, peritos y testigos presenciales, además porque los policías estatales revocaron a sus abogados, defensores públicos para nombrar a la licenciada Magali Yazmín Diaz Serrano como su defensora, mientras los tres empleados de Gruas Tlaxcoapan continuaron con su defensor de oficio Cruz Manuel Simón Sánchez, y sus defensas fueron opuestas.

LOS HECHOS

Se expuso que el 11 de julio de 2016 dos trailers, uno con doble plataforma que tenía un doling enganchado, cargaron acero en Nuevo León en una empresa acerera, que el 13 de julio al circular por la autopista México-Querétaro ambos operadores fueron asaltados. Les despojaron de las unidades y los dejaron abandonados en despoblado, pero uno fue intervenido por los delincuentes en territorio hidalguense a la altura del municipio de Tepeji del Río y el otro en territorio ya del estado de México. Hechos por los que la dueña de las unidades interpuso formal denuncia en dos entidades.

Que el mismo 13 de julio las plataformas cargadas junto con un doling que tenía enganchado fueron estacionadas en una gasolinera en la comunidad de Vito, municipio de Atotonilco de Tula y horas después entre las 17 y las 19 horas los policías municipales con apoyo de dos grúas los retiraron del lugar.

Se estableció que los vehículos no fueron ingresados al corralón que Grúas Tlaxcoapan tiene en Atotonilco de Tula, y que fueron dejados afuera de la instalación, en la vía pública y no se hizo ni su resguardo, ni su puesta a disposición, según declararon los gruyeros por indicaciones de los policías estatales.

Al día siguiente el 14 de julio dos de las plataformas fueron depositadas en el corralón de Tlaxcoapan, ubicado en ese municipio, donde se hicieron los resguardos respectivos y las puestas a disposición. Los documentos de ingreso de las plataformas al corralón refieren que no tenían carga ni aditamentos y que estaban desvalijadas por lo que no traían las llantas ni rines. Y refieren que las plataformas se localizaron  una en la carretera Tula- Jorobas, en el parque industrial frente a la empresa casas Flex, otra en la carretera Tlahuelilpan-Tlaxcoapan, a la altura del paraje conocido como La Virgen, mal estacioanadas y desvalijadas.

La tercera plataforma, los policías estatales la pusieron a disposición del Ministerio Público hasta el 20 de julio con un parte policiaco de fecha 14 de julio que refiere que la localizaron en la carretera Atitalaquia-Tlaxcoapan, en el kilómetro 04+500 debajo del puente  del Arco Norte, también mal estacionada y desvalijada. Mientras que el doling no fue puesto en custodia y nadie da razón de él.

Pero la transportista, logró obtener  y presentar un video que le proporcionó el encargado de la estación de Servicio de Vito, en el que se ven las plataformas estacionadas, cargadas y como son retiradas por gruas, junto con el doling, que si bien no fue tomada en consideración por la juez, corrobora que las plataformas estuvieron estacionadas con su carga en la vía pública y fueron retiradas junto con su carga por policías y gruyeros.

JUEZ DETERMINÓ PARTICIPACIÓN DE ACUSADOS

Finalmente la participación de los acusados, la estableció la juez de control, por las declaraciones de los acusados pues los tres gruyeron y los testigos presenciales aseguraron que los hechos se registraron el 13 de julio y no el 14 de julio como se señala en los documentos de las puestas a disposición que hicieron los policías y  por los documentos que firmaron los inculpados, tanto de los partes informativos, las puestas a disposición, así como los resguardos e inventarios de los vehículos, pues dijo que era evidente que todos tuvieron un grado de participación.

Aunque dos policias argumentaron que el dia de los hechos no trabajaron, debido a que su superior de la Coordinación de Investigación emitió un documento señalando que si trabajaron y las actividades que realizaron cada uno, sus dichos no generaron convicción en la juzgadora.

El defensor de oficio argumentó que la fiscalía no aportó datos de prueba suficientes para acreditar la conducta que se les imputa, que los gruyeros realizaron una conducta bajo una orden de persona que representa a la autoridad, pensando que se conducían con legalidad, por lo que no hay dolo en su actuar pues realizaban actividades propias de su trabajo y observó que no se estableció tampoco en que momento pudieron poner de acuerdo,  pero la juez dijo que ello no le generó convicción.

Detalló  que no se actualiza ninguna “excluyente del delito”, en este caso “en cumplimiento del deber” porque en su hipótesis los inculpados realizaron inventarios en fechas diversas a los acontecidos, por lo que se advierte su participación en el ilícito.

“De un análisis de apariencias, son suficientes para concluir que los imputados actuaron en su carácter de coautores de los delitos de robo y robo calificado”.

DE QUE SE LES ACUSA

Los ilícitos por los que se les acusa son por el robo de la mercancía y aditamentos para transportar la carga, las llantas y los rines de tres plataformas y robo calificado de tres plataformas y un doling, en agravio de una transportista y una empresa del ramo del acero dueña de la carga. Se precisó que la forma de comisión del ilícitos fue dolosa, el grado de ejecución, consumada, y que los acusados participaron en calidad de coautores.

POCO TIEMPO PARA DEFENDERSE

Mal sabor dejó a los familiares de los inculpados el poco tiempo que la juez concedió a los abogados defensores para exponer sus  argumentos, en tanto que a con los Fiscales fue más comprensiva en cuanto al tiempo de exposición.