Perspectiva Desarrollo democrático

19

La Sociedad Civil, Factor Estabilizador del Orden Sistémico

 

transparencia-1

 

Las proyecciones de diversos analistas sobre la administración Trump, se han quedado cortas ante la polarización social, política y económica, causadas a nivel internacional en apenas, un mes de su gestión.

El pueblo y el gobierno mexicano han tenido que enfrentar los impactos de la política exterior norteamericana que recrudece sus acciones día con día, lo que demanda enfrentar este ambiente que pretende doblegar la fuerza y voluntad de nuestro pueblo.

El efecto Trump ha generado un sentimiento de solidaridad ciudadana con el gobierno, limitada en la medida que se abran cauces y mecanismos de corresponsabilidad ciudadana en la toma de decisiones del Estado y se refuncionalice la política y las estructuras institucionales; asimismo puede interpretarse como el momento idóneo para ciudadanizar el establishment.

Durante décadas nuestra Constitución ha tenido los mecanismos para potenciar el asociativismo ciudadano y para hacer valer la voluntad soberana de nuestro pueblo; sin embargo, hasta ahora no ha dejado de ser retórica o demagogia de campañas electorales, ocasionada por una partidocracia, que hoy vive una crisis de representatividad de magnitudes insospechadas que amenaza con derribar la legitimidad plena de toda acción de gobierno.

Es evidente que el Estado no puede enfrentar al mismo tiempo esta resistencia ciudadana que entraña fragmentación y desunión social, y la paranoia del gobierno de Donald Trump.

En este escenario, ¿Cuáles son las acciones que debe encabezar el Estado para generar estabilidad y desarrollo económico y social?

¿Cómo construir un Plan de Defensa Integral al Desarrollo Humano de alcance Nacional?

En primer término, habrá que estrechar los vínculos entre sociedad civil y gobierno a través de una Concertación de Solidaridad Nacional. No se puede obviar que la ciudadanía organizada constituye  una fuerza creciente y deliberante que no puede ser vista como párvulo, porque ello presupone desestimar su madurez política y enclaustrar su máxima virtud de ser el catalizador que procesa el conflicto social y equilibra el orden sistémico.

Por su parte la construcción de un Plan de Defensa Integral de Desarrollo Humano, implica como requisito, admitir que ningún sistema democrático realiza su ejercicio de gobierno al margen del pueblo. Es necesario que se aprecien las virtudes y potencialidades del valor paradigmático que representa el ascenso de la sociedad civil, que a nivel mundial, ha permitido enfrentar desde las propias lógicas asociativistas, problemas fundamentales como la violencia organizada, la equidad de género, el derecho al agua potable, la trata de personas y el neoesclavismo; la preservación del medio ambiente, la custodia de los derechos humanos; la protección a niños y niñas en situación de calle, entre otras.

Una Concertación de Solidaridad Nacional, evitará las consecuencias funestas que hoy enfrenta el Estado que amenazan con fragmentar y atomizar al tejido social, y crear un espacio para el individualismo ciego que tira por tierra el valor histórico-social de nuestra Carta Fundamental, lo que es poco menos que la antesala de una crisis social.

México no puede titubear ante la encrucijada que vivimos. Es claro que una vez que la estabilidad económica con que aun contamos se erosione, ocasionará desánimo, y lo que es más peligroso, impugnaciones mayores sobre el ejercicio de gobierno, creando una reacción social que puede llevarnos a enfrentar una crisis que a todas luces, podemos evitar y prevenir.

En este momento es importante entender en su justa dimensión, la interdependencia entre la economía y la política, ya que no pueden ser vistas de manera disociada. La correlación es evidente. Cuando se debilita la estructura económica y productiva de un país, el rubro de oportunidades sociales disminuye; se contrae no sólo el mercado sino también la movilidad social, lo que obstruye el dinamismo y emprendimiento de la ciudadanía, que suele impugnar la fuerza orgánica y el valor ejecutivo del quehacer público.

Ante las arbitrariedades del gobierno norteamericano, este enfoque pone como prioritaria la defensa de los migrantes, por las violaciones a sus derechos humanos y a la dignidad de sus vidas; así como, el escenario de disminución de las remesas por la posible imposición de un gravamen.

En el mismo sentido está la amenaza a las inversiones extranjeras en México, impuestas por Trump, que han causado la salida de capitales y la inhibición de la inversión, cuestión que atenta contra las premisas fundamentales del espíritu del libre mercado.

Son muchos los retos que se han abierto para el gobierno, frente a la administración Trump. Es fundamental que los representantes populares, los gobiernos municipales, estatales y Federal, no caigan en la amnesia o en la fatiga política.

El efecto de estas acciones emprendidas desde Washington, debe ser advertido en materia de violencia social, ya que cuando las oportunidades sociales disminuyen se crea un caldo de cultivo para que el tejido social vulnere el orden y se fractura la integración, por el efecto de discontinuidad entre la política y la racionalidad social.

Por ende, el gobierno no puede perder la brújula; debe crear las condiciones dentro del Estado Democrático de Derecho, para replantear el escenario, teniendo en cuenta que el país jamás ha jugado solo, que somos una economía interdependiente del concierto internacional, y que ello se ha intensificado en la era global, por lo que México debe ser un país dinámico y no un simple espectador de los cambios mundiales.

La mayor vitalidad que tiene un país para fincar una sobria presencia política, está en su capacidad de gestión para hacer visibles sus potencialidades y trascender mediante intercambios comerciales, culturales, científicos y tecnológicos.

La administración Trump no marca ni puede marcar el ocaso de la inserción de México a nivel internacional. El reverso de la moneda, exige que el gobierno escuche al pueblo, que lo empodere como voluntad soberana, y que aprecie el profundo significado de esta afrenta extranjera, para hacer surgir de las entrañas de nuestro Contrato Social al ciudadano solidario, emancipado y deliberante, que reclama este oscuro momento histórico.

Agenda

  • El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, y el secretario de Seguridad Interior, John Kelly, se reunieron con el Presidente Enrique Peña Nieto, al tiempo en que el Presidente Trump había señalado su plan para deportar masivamente a México a inmigrantes ilegales y contratar a 15,000 nuevos agentes.
  • El Gobernador Omar Fayad Meneses, anunció la construcción de la Plaza Explanada Pachuca, que implica inversiones por dos mil millones de pesos y la generación de 1500 empleos directos y 3000 indirectos. Asimismo, firmó un convenio de colaboración con COFEMER, para la simplificación de trámites que faciliten la apertura de nuevas empresas y negocios, que impulsen la generación de empleos.

Twitter: @Esteban_Angeles

Facebook: http://facebook.com/estebanangelesc

Blog: https://perspectivahgo.wordpress.com