– Reinciden en desacatar la ley.

A pesar de contar con sellos, como una medida de seguridad impuesta por la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de Hidalgo (Copriseh), con los que se impedía su funcionamiento, dos centros nocturnos reaperturaron, violando no sólo la sanción administrativa, sino también incurriendo en diversas faltas contempladas dentro de la Ley de Salud del estado, así como de la Ley General para el Control del Tabaco.

De acuerdo con Marco Antonio Escamilla Acosta, titular de la Secretaría de Salud de la entidad, durante un operativo de revisión, llevado a cabo la madrugada de este viernes 21 de abril, se detectó que los establecimientos “Bar Viper Men´s Club” y “Foxi´s”, se encontraban en operaciones, y con clientes en su interior.

El funcionario estatal recordó que dichos establecimientos, junto con otros del mismo giro, habían sido sancionados el pasado 11 de marzo del presente año, por diversas irregularidades.

Derivado de lo anterior, la Copriseh de nueva cuenta procedió a la colocación de sellos, como una medida de seguridad, misma que consiste en la suspensión de trabajos y actividades de los establecimientos en cuestión.

Marco Antonio Escamilla explicó que durante el operativo llevado a cabo por personal de la Copriseh, así como de Protección Civil del estado, se revisó que los establecimientos cumplieran, en materia de salud ambiental, con lo necesario, además de que las bebidas que están a la venta al público garanticen su autenticidad y no presenten alteraciones.

En este sentido, el secretario de Salud de Hidalgo informó que se tomaron algunas muestras de las bebidas encontradas en el lugar, mismas que serán analizadas por parte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) en laboratorio, a fin de conocer si se encuentran adulteradas o no.

Asimismo indicó que este tipo de operativos se realizan de manera permanente, en los establecimientos en donde hay venta de comida y/o bebidas preparadas, en todo el estado.

Afirmó que ningún establecimiento está por encima de la Ley, por lo que todos deben de observar las normativas aplicables para su adecuada operación, con lo que se ofrece seguridad a sus clientes de que todos los servicios que ofrecen, cumplen con lo ofertado.

En lo que concierne al procedimiento administrativo a seguir, se detalló que se dejaron citatorios de comparecencia del o los propietarios, además de esperar los resultados del laboratorio de las bebidas encontradas; la multa podría alcanzar los 500 mil pesos.