El Club Rotario Tollan trabaja de manera exhaustiva, para involucrar a la sociedad en todos los ámbitos de cambio

49

Sin parar las actividades, aunque de manera silenciosa y sin mucha bulla, integrantes  del Club Rotario Tollan realizan actividades propias de cada fecha, tal como lo fue el Día Internacional del Libro, participación en el saneamiento de los espacios públicos, apoyo a las escuelas de los municipios cercanos.

La presidenta de esta organización altruista, Gracia Rebolledo García, manifestó que el trabajo de los rotarios es exhaustivo y que buscan generar conciencia entre la población a la que apoyan, tan es así que en el pasado mes, se realizó una entrega de cuatro paquetes d elibros , entregados en una escuela  en San Francisco Bojay Pueblo.  “El objeto, dijo es impulsar el fomento a la lectura, independientemente de las obligatoriedad que tienen en los planteles educativos de trabajar para que los alumnos lean, les ofrecimos fueran los docentes, de acuerdo a las necesidades que  tienen los alumnos para impulsar y motivar sus actividades literarias, quienes escogieron  los títulos, para ser mejor aprovechados”, apuntó.

18121965_1340685982684725_765282491781447150_o 18121852_1340686816017975_2537309433551874543_o 18077251_1340686036018053_5277744839330645524_o 18077065_1340685916018065_5821366115368525299_o 18076842_1340686536018003_1584811791106265950_o 18076533_1340686296018027_7732890179237660711_o 18056216_1340685636018093_6973990784499331716_o 18055718_1340685629351427_1457706494366499565_o 17991577_1340686292684694_6002095860591005962_oLuego también mencionó que como organización de la sociedad civil se han comprometido a embellecer y sanear los espacios públicos y áreas verdes, tal como ocurrió en la colonia La Malinche, en donde varios artistas pintaron murales que fueron inaugurados el pasado 30 de abril.  “Aquí nuestro compromiso fue donar los botes de basura.  Quizá parezca una acción insignificante, pero el colocar un bote de basura en un lugar que ha tenido el esmero la sociedad, mediante las acciones de Unidos por Tula, tiene mucho más significado, porque no ocurre como en gran parte de las calles de la ciudad, en donde los transeúntes, los visitantes, tiran sus desechos a la vía pública, porque es muy complicado encontrar un  contenedor o un bote para depositar su basura.   Esta acción es mínima, pero dice mucho, recordemos que es más limpio no el que barre más, sino el que ensucia menos y con esto ayudamos a que se vea menos sucio el municipio y cuando acudan a deleitarse con los murales, si llevan una paleta, un dulce, un vaso desechable, van a encontrar en dónde depositarlo cuando ya no sea útil”.

Y finalmente, también trabajando para la niñez, están esperando se concluyan algunos trabajos por parte de un herrero que también se solidariza con los rotarios, para llevarlo a la comunidad de Santa María Daxthó, en Tepetitlán, para hacer algunas reparaciones, principalmente en la cancha deportiva de la escuela primaria.

Gracia Rebolledo indicó que para ellos es muy importante el rescate de los espacios públicos, pero que también participe la ciudadanía, porque cuando se regala todo, nadie lo cuida, pero cuando también aporta la gente para la que los apoyos van destinados, se preservan más.