GRAVE LA SITUACIÓN FINANCIERA DE LA CAPYAT ASEGURÓ DIRECTOR A INTEGRANTES DEL CCCRT

36

 

Como parte del compromiso que hizo el presidente municipal Gadoth Tapia Benítez de dar a conocer al seno del Consejo Consultivo Ciudadano Regional (CCCR) de Tula, las acciones de su gobierno, el director del organismo   Salvador Jiménez Calzadilla, expuso su plan de trabajo durante la sesión plenaria celebrada la tarde del miércoles 26 de abril, calificando de grave la situación financiera de la Comisión de Agua y Alcantarillado de Tula, por la morosidad de los usuarios en el pago de sus cuotas.

La sesión fue presidida por  Eduardo Ogando Mouriño, en su calidad de Presidente del Consejo, la Secretaria General Delia Castillo Vega y el Coordinador Regional   del CCCRT, Alejandro Juárez Prieto y el Presidente de la Comisión de Obras Públicas Roberto Ángeles Salgado.

El funcionario municipal explicó a los consejeros e invitados, entre ellos representantes de asociaciones civiles como “Girasol Bonito”,  Funpiel y el coordinador de la CTM en la región Tula, Mario Martínez Moreno, quienes  fueron invitados a conocer la situación que vive el organismo operador, que tras hacer un análisis de la problemática que tiene el municipio en este rubro, delinearon un programa a corto, mediano y largo plazo.

Las primeras acciones desarrolladas fueron tendientes a regularizar el suministro del agua en las colonias y comunidades a cargo de la comisión, hacer frente a los adeudos, en especial los que tienen con la Comisión Federal de Electricidad para que la operación de las fuentes de abastecimiento no estuviera en riesgo a causa de la falta de energía, y la adquisición  de equipamiento para los pozos y el personal.

Se buscó, aseguro, estabilizar el organismo para recuperar la confianza de los usuarios, pues lo cierto es que la CAPYAT tenía una muy mala imagen.

“Entre otras acciones se hicieron convenios con CFE y el compromiso de ir pagando puntualmente los recibos mes a mes, para evitar que les suspendieran el servicio en los pozos. Se hicieron alianzas con empresas para que nos garantizaran la disponibilidad de equipos para los pozos y se les entregó herramienta al personal y vehículos para que pudieran atender de manera más rápida los reportes” detalló.

La dependencia sufrió una reestructuración operativa, para lo cual se desarrollaron estrategias para mejorar la comunicación al interior del organismo que permitiera realizar las reparaciones de las líneas de conducción más rápido, así como el desazolve de drenajes que tiene años y que estaban taponados, como el de la calle 5 de Mayo, el del Tianguis, del Mercado y el de la colonia Las Violetas, entre otros.

El plan de trabajo a mediano plazo, que es en lo que se ha comenzado a trabajar, incluye el cambio de imagen de la comisión a través de la prestación de un mejor servicio, para lo cual se comenzó por generar un mejor ambiente laboral a partir de darles las herramientas necesarias para hacer su trabajo, el reconocimiento al esfuerzo de los trabajadores y el puntual pago de sus salarios cada catorcena. Igualmente realizan esfuerzos para instituir una Cultura del Agua, que incluye que los usuarios paguen por el servicio que reciben, su cuidado y manejo.

Una de las acciones más contundentes se hacen en el área de comercialización, donde se buscan estrategias para mejorar la recaudación, entre ellas se ha adquirido equipo que pueda hacer la lectura del consumo y expedir al momento el recibo, además de abrir más puntos de cobro del servicio.

Los objetivos a largo plazo, según refirió son también ambiciosos, pues se estableció como objetivo gestionar la ejecución de obras de infraestructura de alto impacto. Puso a disposición de los consejeros un anteproyecto de colectores marginales del río Rosas y una planta tratadora de aguas, que BANOBRAS está validando. Dijo tener en proyecto también la construcción de un tanque regulador para el Cerro Blanco, el equipamiento de todos los pozos y la perforación de al menos dos pozos de agua.

Lo anterior a pesar de la baja recaudación y es que hoy en día la mayoría del recurso se utiliza para el pago de salarios, de las deudas, incluidos los adeudos históricos y para solventar las descomposturas de los equipos.

Salvador Jiménez hizo un reconocimiento público al trabajo que hace su personal, pues dijo verdaderamente se han puesto la camiseta y han trabajado incansablemente para estabilizar el sistema y buscar estrategias para llevar agua a comunidades que tienen décadas sin recibir el servicio.

Según dijo el director esto ha sido posible gracias a la disposición del personal, pero también a que hoy todo el personal incluido el administrativo tiene la orden de no quedarse detrás de un escritorio, sino ir a campo, para que conocer de primera mano las problemáticas de los usuarios.

Con preocupación Salvador Calzadilla informó a los consejeros que aunque ha hecho un gran esfuerzo para ir al corriente en el pago de la energía, en abril no le alcanzará para cubrir el recibo, por la baja recaudación.

“Nunca había fallado con el pago desde que hicimos el convenio con CFE en septiembre pasado, pero en abril hemos tenido más problemas pues pocos usuarios han acudido a pagar. Será la primera vez que no podré pagar completo a CFE porque no tengo dinero”.

Durante la sesión de preguntas Salvador Jiménez hizo el compromiso de poner más atención en la reparación de baches por obras, en la medición del servicio, aunque aseguró que cuando los usuarios le hacen notar que hay una discrepancia entre el consumo de un mes y otro se rectifica, y a buscar nuevas formas para incentivar entre los usuarios el pago del servicio.

Dijo también que hay la gran posibilidad de dotarle a la comunidad de El Llano de agua de mejor calidad, lo que podrán hacer una vez que equipen el pozo Tula I, en lo que ya tienen avances. Y en cuanto a la queja de que cobran muy caro el servicio que  prestan les dijo que de otra manera el organismo no podría solventar su correcta operación y seria contraproducente, evidenciando que ese es el problema con los organismos independientes que tienen tarifas bajas y no tienen recursos para crecer y que  considerando que tienen una cartera vencida muy alta no pueden bajar los precios.

Además de preguntas sobre la operatividad, los consejeros hicieron propuestas para la implementación de programas, entre ellos de captación y almacenamiento del agua, para realizar eventos, para apoyarle en el diseño de proyectos de infraestructura.

Los consejeros e invitados reconocieron que se percibe y es notorio un cambio de giro, un cambio de estrategia que está dando resultados palpables.