Dio inicio la reforestación en Tepeji del Río como parte de la mitigación por el derribe de árboles para la carretera

46

Tal como lo comprometió el alcalde hace semanas, para ajustar medidas de mitigación por el derribe de cientos de árboles de la antigua carretera México – Querétaro, obra que realiza la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en coordinación con la Secretaría de Obras Públicas del gobierno del Estado y obviamente con la anuencia del gobierno municipal, esta mañana se iniciaron acciones diversas en materia de reforestación.

4Un total de 10 mil árboles serían plantados en una superficie de 16 hectáreas en la colonia Tianguistengo La Romera,  donadas en apariencia por la empresa La Josefina, siendo el gerente de esta factoría, Rafael Amaro, quien acudiera al inicio de estos trabajos de reforestación con árboles del tipo  huizache, fresno y ayle.

El empresario dijo que esta acción es una invitación para todas las empresas, para que junto con el gobierno municipal, el federal y el estatal se pueda establecer un mecanismo de trabajo en conjunto para preservar y cuidar el medio ambiente.

3 (1)“El progreso muchas veces tiene que ver con hacer a un lado la parte ecológica, pero la finalidad no es destruirla como tal, si no re distribuir y eso es lo que hicimos con el municipio”, afirmó Rafael Amaro, quien añadió que estará muy pendiente durante los primeros años del desarrollo y crecimiento de acuerdo a su especie.

Durante este inicio de reforestación, en el que además estuvieron empresas como Prolamsa, Tranmaco, Coconal y obviamente la Semarnath y la dirección de ecología municipal, el funcionario estatal auguró éxito en esta acción emprendida en Tepeji del Río, pidiendo en tono enérgico que todos los que estén implicados en este proyecto de construir un pulmón que permita mantener un aire saludable para la zona, deben asumir su responsabilidad y que tienen que estar incluidos los sectores de la iniciativa privada, pero también la propia ciudadanía, porque es para todos el beneficio que se obtendrá en algunos años, ya que se pretende incentivar el turismo, considerando el paisaje que se creará como un valor agregado a la zona.

A este evento fueron invitados alumnos de algunas escuelas, especialmente las ubicadas en la localidad, para que también asumieran el compromido de sembrar, regar y cuidar un árbol cada uno, como parte de la corresponsabilidad por hacer un lugar adecuado para la generación de oxígeno.