Señalan como partícipe en fraude a regidora Gabriela Morales Pérez de Tula

54

En conflicto de intereses se encuentra la regidora de Tula, Gabriela Morales Pérez, quien entró al ayuntamiento por la expresión de Morena, sin embargo, desde el principio demostró su desapego hacia este partido y votó a favor de propuestas del resto de los asambleístas, lo que va en contra de los principios del partido que la arropó y ahora ha sido señalada de cometer un presunto fraude, en agravio de una ciudadana, con más de 80 mil pesos.

De acuerdo a una nota publicada por la agencia de noticias Quadratín, se le relaciona con un desfalco superior a los 80 mil pesos que aparentemente no fue liquidada a una proveedora de banquetería, luego de haber dado el servicio para mil 500 profesores en el festejo organizado por el ayuntamiento municipal, en el que Morales Pérez, como la síndico hacendaria, Jannet  Arroyo Sánchez, quedaron comisionadas para la organización del evento.

Lo extraño en esta acusación directa hacia la munícipe es quese le señala a  ella de haber recibido  el dinero y que presuntamente no ha liquidado a la empresaria,  sin embargo,  existe una factura superior a los 174 mil pesos a nombre de la demandante, por lo que no se justifica que haya pasado el dinero a la cuenta de la regidora de Morena, ya que en la misma factura establece el número de cuenta, con clabe interbancaria, para hacer transferencia electrónica, además de que cantidades superiores a los 2 mil 500 pesos, ya no se realiza el pago ni en efectivo.

La nota de Quadratín menciona que se hicieron consultas con la propia tesorera municipal, quien demostró  las fechas en las que se hicieron las transferencias a la cuenta señalada en la factura.

Hasta el momento, Gabriela Morales Pérez no ha emitido una declaración al respecto, para confirmar si hizo algún convenio particular con la ahora afectada, o se trata de un error esta situación en la que se le implica y vincula al posible delito de fraude, mismo que de comprobarse, el propio ayuntamiento estaría en facultad de pedir su desafuero como regidora (aún no se concreta esta iniciativa en el estado), y que finalmente MORENA se deslinde de ella, la que prácticamente está fuera desde el principio de esta administración municipal