Ciudad de las Mujeres requiere de planeación, programación y presupuesto para poder funcionar

138

 

El elefante blanco dejado por la administración de Francisco Olvera  denominada Ciudad de las Mujeres, en Tepeji del Río, es una obra que  el actual gobernador Omar Fayad ordenó al secretario de gobierno, Simón Vargas Aguilar, para que hiciera un estudio y que informara del resultado, con miras a  poner a funcionar un modelo que considera que puede ser útil.

“A mí el modelo no me parece malo, lo que me parece malo fue que lo hicieron en el último momento, sin una planeación adecuada,   en el último año, con obra financiada,pero sin dejar recursos  ni presupuesto para operarlo, lo que solo sirvió para hacer un súper desgaste que vendría a complicar los resultados esperados para su funcionamiento, que no ha sido el esperado”.

 Lo que se necesita, es programar, planear y ponerlo a trabajar, porque es una obra a la que tiene que dársele la utilidad para lo que fue creada y porque las mujeres necesitan un espacio que realmente cumpla con las expectativas que se requieren, para disminuir la violencia y proteger a las mujeres y a sus hijos de situaciones que los sigan vulnerando.