Irreverencia ciudadana

109

Como pelar cebollas sin llorar

– De nueva cuenta saludos a todos y en especial a los que nos han enviado documentos y comentarios.

– Hay noticias y sucesos que se deberían de cuestionar, sin embargo hoy centramos nuestra atención , en un punto que siendo mínimo, permite evidenciar la forma en que se manejan los recursos y como se puede alterar y pasar por encima de toda normatividad y control administrativo.

C. Gabriela Morales, ¿a usted le parece conocida la cuenta no. 10166931768 de BANCOPEL? Lo explica usted o lo evidencio yo, y adelanto que es la cuenta en donde la Tesorería Municipal realizó la transferencia de dinero, a fin de liquidar el “Servicio de banquete del Día del Maestro”, ese mismo del que se encargó usted de llevar su propuesta, que la señora síndica jurídica le autorizara y además acudiera a una degustación y les encantara y luego de eso le reclamaron un par de colegas suyos en el Cabildo.


¿Porque retomar un tema tan ventilado en redes sociales y en algunos medios, involucrando a diversos funcionarios municipales, que buscaron deslindarse  dejando sola a la regidora? 


Y no es para menos, el que un proveedor no se presentara a cobrar mediante ” cheque” sus servicios y que un tercero lo cobrara en una cuenta personal y de ahí se pagara en forma fraccionada.


Las declaraciones de las afectadas, en el sentido de entregar a la regidora una compensación o moche, por conseguir el servicio, evidenció el desconocimiento de normas y procedimientos, acompañado de una falta de sentido común y ética.


Señores asambleístas
Deberían de presentar un punto de acuerdo al respecto en su próxima sesión, a fin de ventilar y deslindar responsabilidades. Es lo menos que el pueblo merece. Explicar detalladamente
1. ¿Quién autorizó a la regidora el manejo y contratación del proveedor? Ya dijo la síndica Janett que fue ella, aunque ahora le da la espalda como la traidora que es.


2. ¿Porqué no han revisado la cotización presentada, a la cual  le aumentaron veinte pesos por cada platill? Claro, era para el pago del moche.


3- ¿Quien autorizó que la tesorería recibiera la documentación y liquidara mediante transferencia? Obvio, el presidente municipal que también hizo acuerdos con la señora regidora que ya no es ni de aquí ni de allá, porque en su mismo partido le han declarado repudio por traicionera. Olvidó ella que traición es pagada con traición, ya se lo demostraron sus compinches, que la evidenciaron por la tranza que pretendió hacer.

4. ¿’Las transferencia bancarias en qué casos están autorizada y que montos cubren, o es un buen pretexto para poder cobrar discrecional por un tercero?

5.¿Han incurrido funcionarios en atribuciones que no les corresponden? 

6. EL CONTRALOR MUNICIPAL debería de intervenir y en su caso emitir sanciones y recomendaciones a las áreas involucradas, pero no lo hace, porque es un empleado del presidente, no tiene ni voz ni voto para decidir qué sancionar y qué debe cubrir. 

Pareciera que al alcalde no le afecta este tipo de situaciones y que no existiera un órgano interno de control, esto y más vemos a casi un año de la toma de posesión de Ismael Gadoth Tapia.

Será interesante solicitar formalmente, a través del órgano de información municipal la documentación correspondiente a fin de enviarla a la ASH , para su análisis correspondiente, porque aquí parece que no escuchan, no ven y no hablan de estos temas en el municipio.

Reitero el agradecimiento por la confianza en mi insignificante persona y sigo recibiendo sus correos electrónicos, con toda la información que denota la mierda en la que se bañan los representantes municipales.

La dirección electrónica, sigue a sus órdenes, irreverenciaciudadana@outlook.com, para servirles, su amigo,

El irreverente