Los derechos humanos de las mujeres no tienen derecho de autor

16

 

La violencia política por razones de género siempre ha existido, pero la incorporación masiva de las mujeres en las boletas ha puesto de relieve la desigualdad estructural y las brechas existentes, motivadas y fundamentadas en los estereotipos y roles que pusieron en duda la capacidad de las mismas en la dirección o se evocó al espacio privado como el “lugar de las mujeres”.

Un paso adelante con los derechos de las mujeres se dio al aprobar la minuta de violencia política por razones de género, enviada a la Cámara de las y los Diputados por parte del Senado; tras años de trabajo, análisis y discusión, tanto en el Senado, así como en la Comisión de Igualdad de Género, encabezada por la Diputada Laura Nereida Plascencia en su calidad de Presidenta en la LXIII Legislatura.

La Minuta enviada y aprobada recientemente por la Cámara, no tiene derechos de autor; y en razón de esto, no puede adjudicarse de manera individual a nadie.

La reciente aprobación por la Cámara Baja es un logro colectivo de las senadoras y diputadas, que tras varios años se fue confeccionando a través de experiencias personales, foros y en hechos ocurridos en varias entidades.

Dentro de las principales modificaciones al marco jurídico, se encuentra la reforma a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, con el objetivo de definir a la violencia política en razón de género; asimismo, se definieron las conductas que son consideradas como violencia política de género.

De igual forma, se integra y da facultades al INE para formar parte del Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres. También se reforma la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, la Ley General de Partidos obligando a los partidos políticos en México a garantizar a las mujeres los derechos político-electorales libres de violencia.

También se reforma la Ley General en Materia de Delitos Electorales, que establece los acto de violencia política por razón de género será considerada como agravante de delitos electorales, es importante que cualquier conducta que atente contra los derechos político-electorales de las mujeres serán sancionados.

La forma de hacer política en México, esta dando cambios sustantivos con las modificaciones al marco normativo impulsado por asociaciones civiles, feministas, diputadas y senadoras de todas las expresiones políticas. Porque los derechos de las mujeres no tienen derechos de autor, son la conquista diaria de la participación activa de las miles de mujeres que día a día hacen de México un mejor país.

Lamentable que la votación estuvo a segundos de no lograrse por el abandono de las y los legisladores, quienes a la urgencia de salir de vacaciones, puso en riesgo la aprobación.

De Hidalgo destaca la ausencia en el tablero de los votos de Carolina Viggiano del Partido Revolucionario Institucional, quien en recientes fechas ha hablado mucho del tema, así como de Marisol Vargas Bárcena de Acción Nacional, que en dos días de sesiones brillo por su falta, dejando sin votar 47 reformas.

Por fortuna al término de la votación se registraron 263 votos a favor, quedo demostrado que las mujeres que están en la política son conscientes de los escaños que ocupan son porque otras mujeres han abierto puertas, y por ello se tiene el deber de abrir puertas a las más. La participación en la política de las mujeres, refleja que existen mujeres empoderadas y mujeres que ejercen el poder.