“La agresión de ayer, contra todo el movimiento”: CIG

105

Campaña de Marichuy

 

por Gabriel Páramo, corresponsal

Con una condena al ataque en Michoacán a periodistas que acompañan a María de Jesús Patricio Martínez (Marichuy), el Concejo Indígena de Gobierno (CIG) inició la conferencia de prensa que originalmente estaba destinada a dar a conocer detalles de la presentación de la vocera del CIG en la Ciudad de México el 24 de enero.

“La agresión de ayer no se limita a los periodistas, sino que es a todo el movimiento”, aseguró Víctor Caballero, del colectivo AECOS, quien dio lectura al documento oficial del CIG, donde  manifiesta la condena al ataque “en territorio del crimen organizado en contubernio con el mal gobierno”, además de que reconocieron la labor de los periodistas democráticos que realizan un trabajo “de alto riesgo”.

El ataque, realizado por cinco personas equipadas con armas automáticas y de gran calibre que viajaban a bordo de una Honda CR-V gris, tuvo como objetivo el vehículo en el que viajaban Daliri Oropeza, Cristian Rodríguez y Aldabi Olvera, a quienes obligaron a descender y los despojaron de cámaras y celulares, y se dio a la salida del territorio resguardado por la Guardia Comunal de Ostula.

El Concejo Indígena de Gobierno reiteró: “Nuestro movimiento no es violento, hemos apostado por la paz”.

Con relación a las acusaciones de falsificación de firmas que se han hecho reiteradamente contra candidatas y candidatos independientes, Cassandra Cázeres, de la Red de Apoyo a Delegaciones, aseguró que “Marichuy tiene 96 % de eficiencia y efectividad; todas las credenciales registradas son de gente que existe, no fotocopias ni nada por el estilo”.

En la conferencia de prensa se llamó la atención sobre el hostigamiento ilegal que la policía de la Ciudad de México ha venido realizando contra recolectores de firmas en favor de Marichuy.