Principios, Valores y Compromisos Políticos que la Sociedad Reclama

11

Perspectiva, desarrollo democrático

La arbitrariedad cometida por los integrantes de la LXIII Legislatura del Congreso local al privar al CCCEH de suficiencia presupuestaria, prejuzgó su operación y sentenció su destino.

Esta flagrantemente violación al Estado de Derecho, evidenció la ignorancia de estos representantes populares sobre las normas y principios que rigen al Sistema Jurídico Mexicano, y el desconocimiento de la obligación que tiene cualquier autoridad de fundar y motivar los actos privativos que emita. Ningún apartado del Presupuesto de Egresos 2018, encuadra el sustento jurídico y las consecuentes razones que tuvieron para socavar presupuestalmente al CCCEH.

Este vergonzoso acto de irresponsabilidad e incongruencia política y social, quebranta el Derecho Humano a la Participación Ciudadana previsto en el bloque de Constitucionalidad de los Tratados Internacionales suscritos por nuestro país, al reducir injustificadamente los mecanismos de participación, en perjuicio de las y los hidalguenses.

Los legisladores que juraron respetar y hacer respetar la Constitución y las leyes que de ella emanen, usaron autoritariamente la limitación presupuestal como un mecanismo de control para minar y desconocer la autonomía que desde el 2006, le fue reconocida por el entonces Gobernador del Estado, Lic. Miguel Ángel Osorio Chong, y que ellos mismos admitieron en los anteriores Presupuestos de Egresos y en los ejercicios de fiscalización que realizaron a través de la ASEH.

Ante estos abusos, denunciamos los hechos ante el Ejecutivo estatal solicitando su intervención para corregir esta ilegalidad de la LXIII Legislatura y restaurar el Estado de Derecho.

El Gobernador Omar Fayad Meneses decreto la liquidación y extinción del CCCEH resolviendo la incertidumbre jurídica causada por los legisladores, quienes en su cerrazón limitaron el pago de nómina para el personal; ignorando que no se podía ejercer el presupuesto mínimo del 2018, ni cumplir con las obligaciones de Rendición de Cuentas y Transparencia, ya que es la estructura administrativa y no los Consejeros Ciudadanos, quienes al contar con la calidad de servidores públicos, ejercían las atribuciones legales para tal efecto.

En este contexto, resaltamos que todos los recursos públicos utilizados por el CCCEH desde su creación, fueron fiscalizados oportunamente por entes externos, y se han resuelto todas las observaciones y recomendaciones que en su momento emitió la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo (ASEH), obteniendo los respectivos oficios de cumplimiento y solventación, como puede constatarse en la página electrónica oficial de dicha dependencia. La ausencia del Comisario Público, encargado de la fiscalización interna, correspondía nombrarlo a la Secretaría de la Contraloría, por lo que dicha omisión no es atribuible al CCCEH.

En materia de Transparencia, el CCCEH cumplió en tiempo y forma su obligación de publicar la información correspondiente a las obligaciones que tenía como sujeto obligado, respondiendo hasta el 31 de enero pasado todas las solicitudes de acceso a la información pública que le fueron formuladas, lo que puede constatarse en el Sistema de Portales de Obligaciones de Transparencia (SIPOT).

Quienes hoy celebran la extinción del CCCEH, no entendieron que cerraron un espacio formal de organización y expresión no disruptivo, útil para la población que no tiene acceso al internet ni a las redes sociales, como medios informales de participación.

Los legisladores, ahora que se ha extinguido el CCCEH, hipócritamente aprovechan la propuesta creada y difundida públicamente por el Consejo en diciembre del 2016, de reformar la Constitución Local, para reconocer expresamente el Derecho Humano a la Participación Ciudadana y la articulación de un Sistema Estatal de Participación Ciudadana; la creación de un Organismo Constitucional Autónomo garante de este Derecho Humano, así como reformas a diversas leyes, que obligaran a la autoridad a responder, y en su caso, a incluir las propuestas de la población en un plazo especifico, evitar ejercicios de simulación y permitir mediante una reestructuración y refuncionalización, superar la desatención gubernamental a las propuestas ciudadanas.

La promoción de esta iniciativa en foros e instancias de corte nacional y estatal, motiva a las y los Consejeros Ciudadanos a seguir participando con mayor determinación, porque la ausencia de un espacio físico y de una Estructura Administrativa de Apoyo, minaron la autonomía del CCCEH, pero no los principios, valores y compromisos políticos que la sociedad reclama.

El reto a enfrentar con la desaparición del CCCEH, es co-crear más y mejores mecanismos de participación y cooperación que permitan a toda la población incidir de manera organizada en la toma de decisiones.

Estamos convencidos, que la reducción de un mecanismo de participación ciudadana, como ha ocurrido en Hidalgo, genera un alto costo político y social que lamentablemente habrá de pagar la ciudadanía, por más que los sátrapas partidistas que la impulsaron se empeñen en negarlo.

Estos marrulleros de la política cuya rapacidad no tiene límites, plagiaron la iniciativa del CCCEH y ahora para curarse en salud, simulan, con la presentación de una incompleta iniciativa de reforma constitucional, remediar la pifia que cometieron, cuando al extinguir al CCCEH, violaron los derechos humanos de miles de hidalguenses, que hoy se organizan para construir un Modelo de Participación Ciudadana que restituya la institución cuyo crisol les dio rostro e identidad frente al Estado, pero mucho más importante, humanizó su dignidad.

Estos Mirreyes de la Curul que ayer deliraban por legislar y hoy legislan delirando; ignoran que una reforma constitucional no puede aplicarse ni ser operativa, si no se acompaña de la correspondiente ley reglamentaria, que establezca los mecanismos, instrumentos, procesos, atribuciones y obligaciones; evidencia palpable que su conocimiento en materia legislativa es tan oscuro como las cavernas en las que habitaban los trogloditas.

Un nuevo futuro habrá de escribirse por las y los hidalguenses en el horizonte de las causas sociales, donde los usurpadores de la política recibirán el reclamo ciudadano de haber defraudado la voluntad política de su voto.

La ironía política de esta felonía, no podrá negar ni esconder la vergüenza de quienes la promovieron y de quienes fueron incapaces de frenarla, pero mucho menos, la fuerza de las mujeres y hombres para los que el CCCEH, fue el espacio reivindicatorio de grandes anhelos de justicia social.

Finalmente, reiteramos el llamado a que el proceso de liquidación y extinción del CCCEH, sea absolutamente transparente y exigimos en lo sucesivo, el cumplimiento del deber por parte de todas las autoridades, ya que la preservación del Estado de Derecho cimenta e impulsa la confianza y la credibilidad del pueblo en sus Instituciones.

Agenda

  • La Cámara de Diputados del Congreso de la Unión nombró como titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), a David Colmenares Páramo.

Twitter: @Esteban_Angeles

Facebook: http://facebook.com/estebanangelesc

Blog: http://bit.ly/2pTqHZU

Inteligencia Electoral: http://bit.ly/2pmcxiU

Correo: perspectiva@estebanangelesc.com