¿Por qué no?

23

JAQUE

El 19 de septiembre de 2017, en la ciudad de México se repitió un acontecimiento que 32 años atrás había marcado la vida de los mexicanos. Nuevamente la naturaleza se hacía presente y registraba un sismo de 7.2 grados, previamente el 7 del mismo mes, el Sismológico Nacional reportaba un movimiento telúrico con magnitud de 8.2 grados cuyo epicentro había sido Pijijiapan, Chiapas.

El país se veía sacudido, todos los noticiaros hablaban sobre lo acontecido, en los programas de radio y de tv se invitaba a la población a hacer donaciones, se pedían alimentos no perecederos, alimento para mascotas, café, azúcar, medicamentos, entre otros. Los jóvenes se reunían en plazas públicas recibían apoyo y en camiones lo enviaban a los distintos estados afectados.

Lo único que supo hacer Televisa, como en el caso del terremoto de 1985, fue jugar con los sentimientos de los espectadores, con sus ideas, se burló de ellos nuevamente. Danielle Dithurbide, corresponsal dela televisora, decía que existía una niña llamada Frida Sofía, de 12 años, con quien habían tenido contacto y que estaba entre los escombros.

Y nuestro “maravilloso” presidente, Enrique Peña Nieto, se presentó para decir estupideces, a los damnificados les dijo que se organizaran en tandas y así fueran reconstruyendo sus hogares, siendo que incluso otros países se sumaron a las donaciones. La iniciativa privada, la sociedad civil mexicana, empresas trasnacionales y personas físicas extranjeras aportaron 3 mil 413 millones de pesos, esto según el Instituto Belisario Domínguez del Senado.

Hoy el Teletón tiene como meta reunir 361 millones 695 mil 829 pesos y para esto sí que se han presentado empresas como Soriana, Telégrafos, Alpura, CFE, La Moderna, Holanda, Farmacias del Ahorro, Monte de Piedad o Toyota la cual donó 6 millones de pesos. Para esto sí se han postrado frente a las cámaras de Televisa con sus enormes cheques con cifras millonarias.

Mi inquietud es: ¿Por qué no hicieron lo mismo para reconstruir México? ¿Por qué las empresas no hicieron esas donaciones para levantar edificios que eran el hogar de muchas familias? ¿Por qué ninguna televisora que hace alarde de su responsabilidad con la sociedad, dedicó un día entero a transmitir el apoyo de los mexicanos a los mexicanos? ¿Por qué las empresas no donaron miles de dólares para la reconstrucción así como lo hacen para el Teletón?

Grandes escenarios se colocaron a lo largo y ancho de la República para dar espectáculo a la masa, mientras los incitan a donar; usan a la gente con capacidades diferentes para que con sus historias llenas de sufrimiento y de dolor lleguen al corazón de la gente de un país cegado por las televisoras.

Cada uno hace con su dinero lo que le venga en gana, pero si las empresas están tan interesadas en deducir impuestos, o como ellos dicen, en “apoyar”, que sean ellos mismos, sin la cooperación del pueblo mexicano, quienes acumulen los 361 millones 695 mil 829 pesos.

No, México no está de pie, ni lo estará con donar al Teletón.

Amenazo con volver.

guillermobello_oficial@outlook.com