RADAR POLÍTICO

33

 Joel Sánchez

LORD PELLIZCOS…

Una presunta entrevista al ex-subsecretario de Finanzas de la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo, Pablo Pérez Martínez, puso una vez más en la mesa de la discusión, el multimillonario desvío de recursos públicos que durante la pasada administración fue una constante en la SEPH, donde él y un amplio número de funcionarios tendieron una red interior de delincuencia organizada para saquear el erario y obtener un lucro indebido, quitando dinero a uno y otro programa mientras ellos acumulaban fortunas.

Un medio de comunicación editado en la capital de la República publicó la supuesta entrevista, pero no presentó ninguna fotografía de ella, lo que pone en duda –no los hechos- pero sí su realización de la misma; Pablo Pérez expone la forma en la que él y sus secuaces saquearon alrededor de 2 mil 700 millones de pesos, de los cuales asegura que la mayoría los entregó al ex-gobernador José Francisco Olvera Ruiz, que habría sido el principal beneficiario del saqueo.

Pérez Martínez, quien se encuentra prófugo de la justicia y es buscado en 190 países por la Interpol, dice tener pruebas de su afirmación, pero también asegura ser un “hombre derecho”, lo cual suena bastante absurdo si consideramos su dicho de que él le decía al entonces gobernador Olvera “de donde pellizcarle” al presupuesto sin que se notara; el cómo justificar los faltantes y que él acepta haber sido quien encabezó toda la operación y el mismo que sacaba y entregaba el dinero a quien fue su jefe.

Aunque el prófugo confiesa sus culpas, trata de aparentar un poco de ingenuidad, pero aporta nuevos elementos para conocer cómo se operó durante el gobierno de Pacorro. Si la entrevista fue cierta o no, de lo que no hay duda es de que el desvío de recursos en la SEPH aun dará mucho de que hablar y, si se aplica la ley, muchos podrían ir a dar a la cárcel.

radar polÃ_tico

AL MEJOR POSTOR…

Mientras la magistrada presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Hidalgo, Blanca Sánchez Martínez presumió durante su segundo informe los que considera los avances más importantes en la materia, dos hechos que ocurren de manera simultánea, ponen en entredicho la verticalidad de los juzgadores pertenecientes al Poder Judicial hidalguense, donde da la impresión de que la justicia está al servicio del mejor postor y que los jueces trabajan por consigna.

Al menos así lo parece en el vergonzoso caso de abuso sexual que en agravio de un menor de seis años, se registro en las instalaciones de la Universidad del Futbol y Ciencias del Deporte perteneciente al Club Pachuca, hecho por el cual fue declarado culpable el entrenador Luis Ángel Salas y condenado a siete años de prisión, pero que en menos de tres meses fue exonerado por el magistrado Raúl Arroyo González, con el absurdo argumento de que el niño fue aleccionado para decir lo que declaró, declaración que además estuvo sustentada en no menos de 7 pruebas periciales.

Otro asunto que pone a prueba al Tribunal Superior, es caso de la Constructora Sylma en contra de Leonardo García por la supuesta difamación en la que según la juez Sissi Anette Rodríguez Fernández, incurrió por haber denunciado públicamente muchas anomalías, defectos y vicios ocultos en una vivienda construida por el Grupo Rico; la juez deberá resolver el próximo 18 de mayo, si se le obliga o no al ciudadano a pagar a la empresa los 65 millones 504 mil 852.02 pesos que exige como “reparación del daño”.

Está muy claro que al menos en estos dos casos, la justicia se ha sometido al poder económico y hasta cierto punto político, de Grupo Pachuca y Grupo Rico.

Y EL TÍTULO APÁ?…

Quien parece estar en serios problemas es el candidato del partido Nueva Alianza al Senado de la República por Hidalgo, Alejandro González Murillo, pues pese a que igual que el también candidato Julio Menchaca Salazar, hizo muy buen papel durante el debate de este domingo, su nombre se está acercando al ojo del huracán en los medios de comunicación, primero por haber retado a golpes al integrante de COPARMEX, Natividad Castrejón Valdez y segundo porque se ha puesto en duda la honestidad con la que obtuvo su título y cédula profesional como licenciado en derecho, supuestamente egresado de la Universidad Iberomexicana.

Algunos de quienes supuestamente fueron sus compañeros de generación, dicen no conocerlo, que nunca fue a clases y que ni siquiera estuvo en listas, es más, que ni en las fotos de graduación o fiestas se le puede apreciar, lo que de ser cierto significaría que su título aunque sea auténtico, lo obtuvo de manera ilegal y por favoritismo de una escuela cuyo prestigio quedaría por los suelos; así que bien haría González Murillo en no volver a retar a golpes a alguien porque le llamen Mirrey y también en aclarar su situación académica, quienes fueron sus maestros, cuando estudio –si es que lo hizo-, donde, cómo, a qué hora, en citar a sus compañeros y presentar las pruebas de ello.

La situación hace recordar aquel episodio que se dio cuando José Antonio Rojo García, hijo del ex-gobernador Jorge Rojo Lugo se tituló “con mención honorífica”; también los integrantes de su supuesta generación dijeron no conocerlo y que nunca estudió; él nunca probó lo contrario.

DEBE ACLARARSE…

Y quien tiene en sus manos lo que se llama una “papa caliente”, es el procurador Javier Ramiro Lara Salinas, cuya dependencia a su cargo deberá poner todo el esfuerzo en aclarar el homicidio del presidente municipal de Pacula, Alejandro González Ramos, pues su muerte prende los focos de alerta en medio del proceso electoral y seguramente abonará a un clima de inestabilidad política.

La dirigencia panista del estado, se ha pronunciado por exigir justicia en el caso del alcalde asesinado y en ese sentido, la procuraduría está obligada –lo antes posible- a identificar y detener a los responsables del homicidio. Hasta el momento se ha informado que está descartado un móvil político y se afirma que todo apunta a asuntos personales, pero eso no deja satisfecho a nadie, así que mientras más pronto se aclare, mejor para todos.

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

Twitter: @JoelSanRadar

http://joelsan.wordpress.com

Enlazar
Artículo previoPeña Nieto, ¿parricida?
Siguiente ArtículoPENA AJENA