Relato divertido de la visita de AMLO a Tula

97

Beatriz Flores González

Muchos comentarios en las redes por la visita del candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador a la ciudad de los Atlantes, en donde de manera multitudinaria se llenó todo el espacio del Teatro al Aire Libre, la calle principal,  parte del jardín y en la que destacó la presencia de jóvenes, muchos de ellos, provenientes de los campus universitarios de la UAEH, tanto de Tepeji como de Tlahuelilpan, de Atotonilco de Tula.

Pero también estuvieron presentes muchas mujeres, hombres mayores, personas en la plenitud de la vida, ciertamente también hubo algunos menores, que no votan, pero acudieron y no fueron pocos los que de repente se perdieron entre la multitud y preferían hacerse hacia el jardín para que no los apachurraran los emocionados “morenos” que esperaron pacientemente a su líder moral, salvador de la democracia de México.  Esto escrito sin ánimo de herir susceptibilidades, sin embargo con la evidencia de lo que en algunos puede considerarse fanatismo.

Muchas situaciones para narrar.   Los  jóvenes universitarios fueron  llamados  acarreados, víctimas de los  copiones del sistema por ejecutar las mismas prácticas, obligados a participar en estos eventos masivos a cambio de puntos en sus materias académicas.  Eso pudo ocurrir con los estudiantes de bachillerato, que muchos no alcanzan la mayoría de edad, pero en realidad fueron los menos.   Los jóvenes asistentes, la gran mayoría comentó que esperaban que les preguntaran, porque también son parte fundamental de las decisiones democráticas del país y no solo opinaran que fueron obligados y acarreados.

32089744_1868059996592131_6544423273017376768_n“Si fue una invitación general en los planteles, para quien quisiera acudir, a nadie se le obligó, se hizo suspensión de clases pero a nadie se nos obligó, venimos convencidos de hacerlo, somos jóvenes adultos que también decidimos y no nos dejamos manipular como  borregos, como nos llaman, sentimos simpatía por las propuestas de “ese loco” que muchos de los partidos de muchos años, han buscado desprestigiar con sus acusaciones.   Somos gente con decisión y así como quienes tienen preferencia por el PRI, por el PAN, por cualquier otro partido,  nosotros respetamos, también merecemos respeto por nuestra preferencia partidista, necesitamos un cambio y  los jóvenes tenemos derecho a elegir y a participar en las actividades proselitistas y creemos que López Obrador en realidad hará un gobierno justo y diferente”, dijo Samuel, de la licenciatura en ingeniería industrial, en Tepeji del Río

32095423_1868028833261914_320918770946146304_nPero no solo fueron universitarios al mitin.   Llegaron personas adultas mayores, que a pesar de que algunos de sus promotores del programa 65 y más les advirtieron que podría haber represalias si acudían a ver al “Peje”, indicaron “ya somos  lo suficientemente  mayorcitos como para que nos quieran marear con el petate del muerto y el PRI, es un muerto que ya empieza a apestar, el apoyo que nos dan lo impulsó AMLO desde que gobernó la Ciudad de México y éstos nos quieren condicionar con quitarnos lo que ni siquiera fue idea suya”, dijo don Andrés, del mismo municipio de Tula.

WhatsApp Image 2018-05-09 at 16.35.22 WhatsApp Image 2018-05-09 at 16.35.21 WhatsApp Image 2018-05-09 at 16.35.21 (1)

Y las vendimias no se hicieron esperar.  Para quienes pensaban que no hacían nada por mantenerse y mantener al candidato (sus giras de trabajo por el país),  por tercera ocasión a la presidencia de la República, se equivocaron, porque hubo puestos en los que ofertaban las playeras, las gorras, las pulseras,  en fin, todos los souvenirs con el logotipo de MORENA, estuvieron a la orden del día.   Y pues así dijeron, es para mantener la economía del partido. Desde 50, 70, 100, a 25 los sombreros, ¡llévele, llévele!

WhatsApp Image 2018-05-09 at 23.04.32

Y lo que sorprendió, fue la visita de Salinas de Gortari.   ¿Pues no decían que estaban peleados AMLO y él? ¿No que es el padre de la mafia del poder? ¿No que es mera corrupción que avergüenza a los mexicanos?

Y bueno, este evento masivo para el que muchos no están preparados para “soportar” a tanta gente, porque pensaron que no acudirían temerosos de los avisos en redes sociales y mensajes de whatsapp, en el que les decían   que “podría haber represalias  a quienes estuvieran presentes en el mitin de López Obrador, porque el sector está muy vigilante”, y  la sorpresa fue ahora son muchos los rebeldes de todos los sectores, los que acudieron, simplemente fue una maravilla, porque en Tula se demostró el músculo que tiene preparado AMLO para que se siente en la silla presidencial, no así los candidatos a la diputación federal e inclusive, los de la diputación local, porque con toda libertad, hubo quienes también pusieron enfrentito de “presídium”, una manta en la que de plano le dijeron al Peje que a él si, pero a la imposición no.  Como que les valió madres la súplica de ir a votar en conjunto, no por separado. Pero si López supiera la vendimia que se hizo  de espacios y de candidaturas, segurito que ya se habría ido desde hace meses a “la Chingada”, porque están revolcando en el drenaje los conceptos de no robar, no mentir y no  traicionar.  Bueno, eso pienso yo, que no sabe, igual y sí.

WhatsApp Image 2018-05-09 at 23.03.26

Los que no podían faltar son los trepadores.  Pero no, no piense mal.   Son esos que se subieron a las ramas de los árboles para alcanzar a ver el brillo de la esperanza y aprovecharon para sombrearse, porque la verdad, el calor estuvo un tanto desordenado con los asistentes.

Y los que la pasamos mal, como siempre que vamos a cumplir con difundir un evento masivo, somos los periodistas.  López Obrador siempre se quejó de que los periodistas somos vendidos, que no le dábamos espacios. Pero otra vez, pienso que no es él, si no la bola de semidioses que tiene en cada estructura, esos que piensan que con maltratar a la prensa, su dador de esperanzas en un cambio, ya no se va a escribir o a difundir lo que dice, hace, predica y resalta para la transformación de México.

La verdad es que si se salió de control.   Los guarros morenistas al estilo del los guarros del gobernador de Hidalgo, empujaron, golpearon, codearon, aventaron e insultaron a los periodistas. Algunos preferimos quedarnos hasta atrás, porque de tanta pasión, tanto calor humano que se respiraba incluso medio  con olor ácido de tantas combinaciones de ph’s distintos, eso y los cuerpos relajados, pegaditos unos con otros, simplemente, no dejaban espacio para pasar y preferimos quedarnos a resguardo.

La verdad es que la visita de AMLO  a  Tula fue un merequetengue en el que hay que resaltar que se vivió una fiesta  en Tula, que paralizó las calles céntricas más que cuando se hace un bloqueo o una manifestación por la falta de maestros o por la corrupción de funcionarios o porque se están acabando el pulmón de oxígeno. Gritos apasionados de “es un honor estar con Obrador”, llegaron a enchinar la piel que casi casi era como escuchar un segundo himno nacional,  de tan sincronizados que coreaban los asistentes.

Quizá sea la última vez que AMLO visite al municipio tulense o a esta región antes de las elecciones del 1 de julio, tal vez haya otra oportunidad, pero de lo que sí puedo estar segura, es de que las preferencias de la población ya definieron para qué lado van a cruzar su boleta electoral. Con y sin acarreados, con amenazas de quitarles los programas, con enfermedades, con cansancio, con años viejos, muchos, pero muchos disfrutaron una mañana de espera, con tal de escuchar y ver aunque sea de lejitos y a los que mejor les fue, recibir un rozón de mano como saludo por parte del hombre que se ha convertido en “la esperanza de México”.

Ahí no hubo enojo porque tardó más de una hora en arribar después de lo planeado, así como nos ponemos con Omar Fayad cuando llega dos horas tarde a sus eventos.  A López Obrador todo se le perdona, porque para muchos fue la única oportunidad de estar cerca del próximo presidente de México.  (Si llega, quien sabe si se baje de su silla y regrese a cumplir con su promesa de “fuera la corrupción”).

Y se me olvidaba algo importante.  Un evento de esta índole, deja ganancias para muchos comerciantes, desde el vendedor de paletas, el de las aguas, los bonice, las frituras, hasta las “burbujitas”, la comida, para aminorar la espera.  Aunque lo malo, también un cochinero.  Para educar a la gente y que tome conciencia de que lo que se coma, su basurita la guarde y la deposite en los lugares correspondientes y no solo la dejen caer al piso, ahí no he escuchado propuestas de nadie.  ¿Será por aquello de que la educación es cuestión del hogar y no de los políticos?

32267206_1868028893261908_1119623241636249600_n 32169172_1868028636595267_3327722896956063744_n 32169163_1868059616592169_6457368095563448320_n 32149330_1868029259928538_8549842764508954624_n 32095457_1868028776595253_4689470345764143104_n 32087188_1868059939925470_3058221507382607872_n WhatsApp Image 2018-05-09 at 16.35.23 (1) WhatsApp Image 2018-05-09 at 16.35.23