LA UNIVERSIDAD DE MORENA

303

 

La Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, el “changarrito” de don Sosa, es lo peor que el estado puede brindar a los jóvenes, la corrupción se aprecia hasta en los colores de sus siglas, camiones y en todo lugar donde han podido ponerlo.

El 9 de mayo, en Tula de Allende se presentó Andrés Manuel López Obrador; dando el mismo discurso que en el resto del país, con el agregado de la refinería. Nuevamente se le escuchó hablar de quitar pensiones a expresidentes, vender el avión que no tiene ni Trump, en fin, más de lo mismo.

Pero se rumoró, y estoy seguro de que fue verdad, que a ese evento se “acarreó” a los alumnos de la Autónoma. Creo totalmente en que fue cierto pues si lo hacen para llenar conferencias en la Feria Universitaria del Libro (FUL) y del Festival Internacional de la Imagen (FINI), deberían, casi por obligación, hacer lo mismo por su partido.

Se me hace una burla que quien un día dentro de un aula, justo para iniciar la clase, se postrara sobre el escritorio y nos hablara, casi con llanto en los ojos, sobre lo importante que era la autonomía para la Universidad, nos decía que el perderla afectaría a las generaciones futuras, que sería como vender nuestra alma al mejor postor y nos pedía lucháramos por esa autonomía; hoy es la candidata suplente de Corina Martínez.

Y fue así como caí de la nube en la que andaba, entendí que no es casualidad que los colores de MORENA sean los mismos que tienen los camiones de trasporte de alumnos, la U y la H del logo y las calcomanías que pusieron en las puertas de las aulas.

Me parece vergonzoso que aún existan quienes quieran luchar por esa autonomía que al parecer lo único para lo que sirve es para que los profesores se conviertan en candidatos, según le convenga a Sosa, así como para que los alumnos sean parte de su juego y sólo se usen para llenarle los bolsillos y los eventos a la élite la máxima casa de estudios de Hidalgo.

Humberto Augusto Veras Godoy, exrector de la UAEH, candidato a diputado local; Noemí Zitle Rivas, exdirectora de la Escuela Superior de Tepeji, también va por una diputación; Ojuky del Rocío Islas Maldoado, estaba al frente de la Dirección de Desarrollo de Capital Humano para la Investigación, hoy es candidata suplente de Corina Martínez.

Hoy los profesores han dejado las aulas y se han vendido por unos cuántos pesos, son los judas de la educación, ahora andan mendigando votos en la calle. Sólo falta que Sosa quiera rentar a los alumnos para llenar eventos de cualquier tipo.

Amenazo con volver.

guillermobello_oficial@outlook.com