Llegamos a cinco años

24

Hace cinco años, un mes y ocho días, no había la idea más remota de contar con un espacio de información propio, dirigido por una servidora, en el que reporteros, columnistas, catedráticos de universidades, “periodistas ciudadanos”, tuvieran un lugar para compartir sus textos, sus noticias, comentarios, columnas de opinión, artículos financieros, quejas, denuncias ciudadanas y demás.

13427990_1207902879261361_972251917896243615_nEn ese tiempo aún estaba sujeta a un patrón, que he de decirlo ahora, no supo valorar el trabajo que se le realizaba, por el que estuve sujeta cuatro meses “a prueba”, sin goce de sueldo y terminar con un salario mínimo, con una exigencia para la cobertura informativa como si me hubieran pagado transporte, teléfono, tiempo y demás”.

Y todo comenzó el 7 de abril del 2013, con la explosión de la empresa ATC, en Atitalaquia.  Información que se generó durante muchos días, muchas horas de cobertura, mucho desgaste de salud y solo un par de notas con extensión máxima de 300 palabras publicadas.

Ahí nació la Fanpage de Presencia. Ahí nació la inquietud de poder dirigir un medio propio, con mis propias exigencias, con todo el miedo del mundo a equivocarme, a experimentar el rechazo de los lectores, a enfrentar las más duras críticas por la forma de expresar la información.

Y fue ese temor el que me fue abriendo puertas, porque mucha gente comenzó a preguntarse de quién era ese portal, en el que aparecía lo mismo un comunicado del gobierno, de cualquier gobierno, que un chiste, que una denuncia, que un reportaje, o un relato erótico, la crítica para los actores políticos, información no solo de corte local, sino estatal, nacional, hasta del extranjero.

Posteriormente, el descarrilamiento del tren en el municipio de Tepetitlán, gracias al acompañamiento de Edel Meza, me incitó a dejar de ser solamente un medio “facebookero”, proponiéndome construir una página en forma, “haz un portal decente, contribuye, paga una plantilla, compra tu dominio, piensa en el nombre, crece, no te estanques”.    Esas palabras estuvieron en mi mente durante varios días, hasta que decidí concretarlo. Ahora le agradezco infinito ese empujón que me dio para parir este concepto.

Así fue como nació en ese momento, Presencia, “una mirada a la información”, que hoy ha cambiado a Presencia Hidalguense, “La información a través de tu mirada”, porque en ella han coincidido los ojos de muchos ciudadanos observadores, que han contribuido a que el portal que se antojaba imposible llenar con tantas secciones como ofrecía la plantilla, siga creciendo día con día.

Hoy, a cinco años, en plena efervescencia política, me siento muy honrada por tener a grandes escritores y periodistas que comparten sus textos en Presencia Hidalguense. Y obviamente, muchos políticos quieren que su información se difunda a través de nuestro portal.

Mi agradecimiento al maestro y amigo, Gabriel Páramo, desde que nos impartía cátedra en algún diplomado periodístico, siempre en la disposición de escribir, como buen periodista, contribuyendo a lo que el llama “periodismo de provincia”.  Con su columna de “Pulpos en su tinta”, deleitaba la lectura de libros resumida en una cuartilla en la que realmente hace volar la imaginación.

También al amigo Gabriel Páramo le agradezco la motivación para escribir “mis cosas puercas”, como en algún momento las llamó, refiriéndose a relatos eróticos que de vez en vez transcribía solo en facebook, haciéndome sentir responsable de tomar el derecho de autor de cada uno de mis escritos, pero motivándome a incrementar ese acervo que nace de manera natural, que se traduce como cada vez que se hace el amor, así libremente va escurriendo la tinta que escribe esos renglones que a más de dos ha hecho suspirar de placer.

En su momento las contribuciones de Leonardo Galván, con sus noticias sobre accidentes, comentarios sobre la vida pública y por supuesto, el eterno conflicto del tianguis.

Javier Castillo Muñoz, con su información de la farándula, siempre presente en los mejores eventos con artistas nacionales e internacionales.

Interesantes artículos sobre feminismo y empoderamiento de la mujer de Alejandra Rojas, así como de varias alumnas de la Escuela de Periodismo Carlos Septién.

Desde el 2016, la más leída columna no solo en Presencia, si no en medios de talla nacional, como lo es el Radar Político del también periodista y catedrático, Joel Sánchez Rodríguez, columna odiada, pero esperada por todos los actores políticos que temen caer en el tintero de este gran colaborador.

La pluma bien definida, a veces con palabras muy llenas de diccionario del maestro Esteban Ángeles Cerón, en su columna Perspectiva, Desarrollo Democrático, en el que aborda la vida política no solo del estado, si no a nivel nacional.

No puedo dejar de lado la columna “Jaque” de mi amigo  Guillermo Bello, joven talentoso, con una voz que es mucho más de locutor, por lo imponente de su timbre.  Columna que por cierto ha provocado escozor esta semana por sus comentarios incisivos sobre los candidatos de Morena, que utilizan a la UAEH, para beneficio de su partido. Gracias por esa valentía de escribir con toda libertad.

Y el artículo de denuncia y reproche que en algún tiempo escribió nuestro amigo de apellido Ortega, “Irreverencia Ciudadana”, que eran golpes de boxeador directos al hígado de funcionarios, específicamente del municipio de Tula.

Los oportunos reportes de Juan Soco Hernández, que tiene esa facilidad de estar en el lugar de los hechos a la hora precisa, en el momento oportuno.

Asimismo de Mauricio Espinoza, quien siempre está atento a los accidentes de la autopista, reportando las largas filas de vehículos que no dejan pasar ni para un lado ni para el otro.

Los reportes deportivos, más en el ámbito del fútbol que elabora Samuel Sánchez Flores, con un análisis preciso sobre las jugadas, los jugadores, los equipos.   Lo bueno que no se apasiona con un equipo, aunque lleva tatuada en la mente la cruz y el color azul.

María Guadalupe, mi fiel secretaria que aunque no haya pago de por medio, siempre está atenta a resolver cualquier situación que se presenta en la oficina, un espacio adaptado para servir como tal, la que toma recados, la que contesta mensajes en la fanpage, la que agenda citas, la que de repente va a cubrir alguna nota, ella que siempre está pendiente de saber en dónde ando, con quien, cuanto tiempo tardaré y si no hay políticos peligrosos cerca, o policías golpeadores.

Sin ellos, cada uno, Presencia Hidalguense no sería lo que es ahora.  No pretendemos tener muchos “likes”, si no lectores analistas, observadores y críticos.

Noticias de otras entidades que encontraron en Presencia Hidalguense, el único foro en donde expresar sus inquietudes, por ser ignorados o privados de su libertad de expresión. Ahí entró Alfredo Gómez Sosa, con sus aportaciones del Estado de México, de la Ciudad de México, de Oaxaca. Muchas gracias por tus colaboraciones.

Presencia Hidalguense se ha destacado por ser también un medio que colabora con las personas extraviadas, tanto en la región, como en el estado y a nivel nacional, han solicitado la inclusión de las fotografías de sus familiares desaparecidos.   Nos genera mucha alegría saber que gracias a la difusión ha habido casos en los que han localizado a sus personas extraviadas..

Asimismo, los diversos servicios sociales que nos solicita la ciudadanía, también ha permitido llegar a más y más lectores. Por nuestras “páginas” virtuales, han pasado violadores, asesinos, corruptos, pero también personas que han trascendido en diversas actividades de vida, somos un espacio plural, abierto a todas las opiniones.

En Presencia Hidalguense, hemos dado libertad plena a la expresión ciudadana, pero exigiendo el trato que cada uno desea para sí mismo.   Esa libertad ha dado pie a que algunos se tomen atribuciones como el juzgar ya sea el logo, ya sea la información, a clasificarnos, a ponernos precio, a desprestigiarnos, ofendernos, calumniarnos.    Sin embargo, seguimos siempre adelante, con la frente en alto, con la capacitación continua, porque no somos dueños de la verdad, como cualquiera, podemos equivocarnos, pero sabemos reconocer nuestros errores.

Es difícil resumir lo que en cinco años hemos vivido y lo que se ha escrito en este portal. De nadie es desconocido que han atentado contra el mismo, en dos ocasiones lo han “tumbado”, porque se excede el número de visitantes a determinada nota o porque a alguien no le gustó la difusión de alguna noticia.  No obstante continuamos de pie.  Firmes, tratando de constituirnos como una pequeña empresa, que en la medida de las posibilidades, genera fuentes de empleo, si no de tiempo completo, si con el pago de sus colaboraciones.  Aunque he de decir que han sido pocos los que han cobrado por esas aportaciones, que más que nada, son espacios noticiosos.

Las entrevistas a regidores, algunos se resbalan solos, otros van aprendiendo el oficio de ser cuestionados y cómo irse safando para no errar o no comprometerse.  Los escurridizos diputados, que como siempre lo ha dicho la población y es de creerse, que solo se acercan a la gente y a los periodistas, cuando quieren el voto, después, si te vi ni me acuerdo.

Y por si fuera poco, es un medio de comunicación libre, que efectivamente ofrece sus espacios a quienes decidan comprarlos para publicar sus intereses, como lo hacen los partidos políticos, pero eso no nos convierte en militantes, ni periodistas chayoteros, ni maiceados, como hay muchos que se atreven a señalarnos.  La mayoría de las noticias, nadie las paga, son de interés general, muchas veces el reportero tiene que invertir de su propia bolsa para poder llegar al lugar de la noticia, para escribirla, para compartirla y no hay remuneración para ello.

Lamentablemente la gran mayoría de la población considera a los periodistas que realizamos una actividad para pasar el rato, que no tenemos necesidades, no hay familia que dependa de nosotros y nos tachan de vendidos, cuando nunca en la vida nos han pagado una inserción.   Y todas las empresas tenemos ese objetivo, que sean sustentables, que sean rentables, para que como lo dije líneas arriba, podamos generar fuentes de empleo, que realmente sean bien remuneradas.  Pero así, ¿cómo?

No obstante los retos, los obstáculos, las caídas, los ataques, aquí seguimos, trabajando y esperando que no sean cinco, sino que en un futuro podamos decir, Presencia Hidalguense, el portal de noticias dirigido por una mujer de lucha, de trabajo, comprometida con la sociedad, con su familia, consigo misma, es un medio de comunicación honesto, que informa y que no le tiembla la mano para escribir crudas verdades de cualquier actor político, o empresarios o gente que abusa de los demás, pero es una empresa que forma trabajadores comprometidos igual con la sociedad y con la libertad de expresión y de prensa y que cumple 50, 60 o 100 años, sin modificar el sentido responsable y transparente.

Gracias a todos ustedes que nos siguen, que nos motivan a continuar y que con sus comentarios en positivo y negativo, nos hacen crecer día con día.  Ahora cumplimos un año más, esperamos cumplir muchos y superar las expectativas y seguir contando con sus aportes, porque la noticia, es la que transcurre “a través de tu mirada”.

Beatriz Flores González

Directora General