Y LOS CRÉDULOS ADORARÁN A ESTE FALSO PROFETA

63

Nos encontramos ante una crisis de credibilidad, a lo largo de la historia de este precioso país, hemos sido testigos de que los grupos de poder que representan los partidos políticos se dedican a acumular el dinero que debería ser para todos los mexicanos.
La educación y la salud deberían ser prioridad para nuestros gobernantes, pero sólo conocen esas palabras cuando están en campaña, pues ya estando al frente de los ayuntamientos, estados, o del país, se olvidan por completo de lo que tanto le prometieron al pueblo, y la pobreza crece cada día más a lo largo y ancho de territorio mexicano.
El Partido Revolucionario Institucional (PRI) se ha encargado de que la mayoría de quienes eran sus fieles creyentes, hoy simplemente ya no le apoyen; incluso quienes portaban con orgullo el logo del partido, ahora están con el Movimiento Regeneración Nacional, MORENA.
MORENA y principalmente su líder, Andrés Manuel López Obrador, se han convertido en una especie de escape para el hartazgo del PRI en el que se encuentran los mexicanos, sumándole que AMLO ha venido a endulzarle el oído al pueblo con todas sus propuestas.
Andrés Manuel habla de “limpiar al gobierno de la corrupción, como se barren las escaleras” como si de un día para otro se pudiera terminar con ella, pero, ¿por qué también referirse a una amnistía?
No le veo caso querer acabar con la corrupción, si se pretende dejar en libertad a delincuentes que mucho daño le hacen a la sociedad; y esto de la amnistía ya está en vigor, pues en Pachuca liberaron al hijo de la candidata a diputada federal, Lidia García; el muchacho llevaba consigo un arma y marihuana al interior de su vehículo al momento de su detención.
Además pretende que México se convierta en nido de ninis, pues resulta que dará un “apoyo” a los jóvenes que no cuentan con un empleo pero que tampoco invierten su tiempo en estudiar; mi pregunta es, ¿de dónde saldrá tanto dinero para mantener a toda la bola de flojos esos?
El pueblo mexicano está confiando en este falso mesías, que ha venido a endulzarle el oído a la gente, ha venido a hacerle creer que un mejor México se construye de la noche a la mañana, pero, ¿lo logrará recluyendo en su partido a las sobras de los otros?
AMLO debería medir sus palabras o por lo menos la magnitud de lo que promete, porque quizás MORENA se está convirtiendo en un escape al hartazgo de la sociedad, pero, ¿qué pasará cuando tanto López Obrador como el pueblo, se den cuenta de que no todo era tan fácil?
Y con esto no pretendo apoyar a Meade o Anaya, tampoco son la solución, pero otro gran problema a futuro es el hecho de que el pueblo se ha cegado ante las absurdas propuestas de Andrés Manuel López Obrador.
Sí, necesitamos un verdadero cambio y es urgente; pero ninguno de los candidatos es la solución.

Amenazo con volver.

guillermobello_oficial@outlook.com