¿Te has puesto a pensar la realidad de vida que lleva un emprendedor o una persona exitosa? ¿Cuántas veces te han dicho que para ser emprendedor no tienes horarios, hay que trabajar las 24 horas del día, no hay tiempo para dormir, no hay tiempo para comer, no hay tiempo para la familia y los amigos, etc.…? ¿Cuántas veces te han dicho que para ser exitoso hay que sacrificarse y trabajar duro para lograrlo? Y lo peor no es lo que te han dicho, lo peor es que probablemente tú y la mayoría de las personas lo han creído.
 
Las palabras éxito y emprendedor se han convertido en sinónimo de sufrimiento, estrés, trabajo duro y de no tener vida. ¿Así es como tú quieres vivir? Cada vez vemos más suicidios no solamente de adolescentes que se sienten perdidos con todo lo que demanda la familia y la sociedad, sino también de personas adultas que aparentemente son exitosos pero que por cumplir con todas las demandas de la sociedad se sienten tan presionados hasta el grado de quitarse la vida. 
 
La depresión y la ansiedad son las enfermedades de moda y los primeros síntomas de un desequilibrio emocional o enfermedad mental. Y no requerimos hacer tantos estudios ni ser tan inteligentes para darnos cuenta que una de las causas o la principal causa de esto es la presión a la que somos sometidos la cual vivimos en la actualidad desde que somos niños.Los niños de ahora ya no tienen tiempo para jugar y ser niños; ya desde el kínder tienen una vida demandante y llena de actividades porque los padres no tienen tiempo para cuidarlos y atenderlos o bien porque hay que prepararlos desde niños para la vida que les espera, o peor aun, por la competencia que existe entre padres de familia por tener a los hijos más inteligentes y exitosos. 
 
Yo me pregunto ¿A eso le llamamos vida? ¿De verdad es esta la vida que deseamos vivir y que queremos que nuestros hijos vivan?Yo no se tú, pero yo no. Jamás me ha gustado “encajar” en lo que la sociedad demanda y hasta ahora lo he logrado. He logrado tener una vida llena de paz y armonía donde hago lo que quiero y vivo como quiero, me gusta la vida tranquila y exitosa. En ningún momento he tenido que sacrificar mi tiempo y mi vida para tener algo material, y puedo decir que tengo todo lo material que quiero. Me considero exitosa profesionalmente, los logros que tengo me satisfacen completamente y vivo llena de proyectos que estoy segura estarán en el mercado en su tiempo y espacio. 
 
Yo no soy diferente a ti, yo soy un ser humano igual que tu. Si hay alguna diferencia es que yo he aprendido a poner más atención a lo que yo quiero y a la vida que quiero vivir, que a lo que la sociedad y mi medio ambiente dicen que tengo que vivir. Yo he aprendido a crear mi vida de adentro hacia afuera y a no dejarme llevar por mis circunstancias. Yo tengo perfectamente claras mis prioridades de vida. Yo no quiero que tú vivas mi vida, yo te invito a que tú vivas la vida que tú quieres vivir. Tú puedes aprender todo esto en el momento en que te des permiso de ver hacia adentro de ti en lugar de seguir viendo y escuchando lo que dicen y hacen los demás. 
 
¿Cuáles son tus prioridades de vida?Casi te puedo asegurar que la mayoría de las personas ni siquiera sabe cuales son sus prioridades (elegidas) porque vive preocupado en sus rutinas diarias de sobrevivencia. Una de las prioridades de la mayoría de las personas es darle gusto a los demás aunque no lo acepten conscientemente. Ellos creen que es eso lo que ellos quieren y que por lo tanto están eligiendo, cuando en realidad lo que están haciendo es cumpliendo con las demandas de la sociedad y de los demás. La queja principal de las personas es que no tienen tiempo y si tienen algún día de descanso es el día que hacen el aseo de su casa, atienden a las citas médicas, compran la despensa y hacen todo lo que “tienen” que hacer que han dejado acumulado. En realidad el día de descanso es más cansado que otros días. Y para cerrar con broche de oro, la mayoría suele irse de parranda y de fiesta (alcoholizarse) para despejar la mente y salir de la rutina; lo cual es otra rutina más. 
 
¿A esto tu le llamas vida?Perdóname por ser tan directa. No estoy criticando ni juzgando a nadie. Lo que deseo es que te des cuenta que puedes mejorar tu vida cuando tú lo desees, si es que no te gusta la vida que tienes o si es que te sientes cansado y deprimido. Si ya te resignaste, pues sigue así porque al final de cuenta es tu decisión la que importa. Aun estás a tiempo para no convertirte en una cifra más. 
 
Seas empleado, emprendedor, ama de casa o tu propio jefe, tu puedes crear la vida que deseas y ser exitoso. Y el éxito empieza por reconocer la vida que tú quieres vivir, y la base para ser exitoso es sentirte bien y estar en paz contigo mismo. No importan los logros materiales, los reconocimientos ni lo que piensen los demás, lo que importa es como te sientes tú. Si sigues creyendo que hay que sufrir, trabajar más de 10 horas al día, no tener tiempo para comer, no dormir bien, no hacer lo que te gusta, jamás vas a tener la vida que deseas porque todo ser humano lo que busca al final de cuentas es sentirse bien y en completa armonía, aunque haya algunos que ni siquiera lo reconozcan. 
 
Para que un ser humano funcione requiere amarse por completo, conocerse a él mismo y saber lo que quiere.De esto dependen las creencias y los hábitos (rutinas diarias) que se tienen. Si una persona no se ama a ella misma sus creencias apoyarán hábitos auto-destructivos, como trabajar de más, no comer bien, no hacer ejercicio, explotarse a ella misma o permitir ser explotada, abusarse a ella misma o permitir que la abusen, normalizar los excesos y muchos más. Todo empieza con el amor propio, lo cual es algo que no se enseña en ningún lado, ni siquiera en casa que es donde se debería de aprender. 
 
Adultos carentes de amor propio da como resultado adultos con hábitos auto-destructivos (problemas mentales).Adultos fáciles de manipular por medio del miedo y el placer. Adultos insatisfechos buscando afuera lo que se encuentra dentro de ellos mismos. El amor empieza dentro de uno mismo y la mayoría lo anda buscando afuera, en los demás, en la aceptación y en el consumismo.
 
¿Hasta cuando vas a permitir que la sociedad te controle? ¿Hasta cuando vas a darte permiso de creer que se puede tener paz y armonía en tu vida, y al mismo tiempo tener cosas materiales y ser exitoso? ¿Sabes cuales son tus prioridades en esta vida? Si no la sabes, empieza por ponerlas en orden, donde incluyas sentirte bien y vivir en paz. 
Abrazos y bendiciones,
Patricia Anaya
 
Patricia Anayaes la creadora del programa, membresía y la comunidad de YoSoyAbundancia.mey autora del Libro para niños “Los Tres Poderes, ¡La Magia de Amarse a uno Mismo! (www.LosTresPoderes.com) y “The Three Powers, Magic to Love Yourself! (www.TheThreePowers.com). 
 
Únete a nuestra comunidad en facebook http://www.facebook.com/yosoyabundancia.me