Ciudadanía efectiva

13

“El pasado primero de julio la ciudadanía dio una lección de civilidad” mencionó la diputada federal Erika Rodríguez Hernández, añadió que existe una vigilancia permanente del actuar público lo cual abona a una sociedad más plural.

“Celebro que las personas estén atentas de lo que hacemos las y los representantes populares y a quienes se han elegido, porque debemos rendir cuentas de nuestro trabajo”, de igual forma dijo que se debe revisar con lupa el actuar de las personas que fueron electas, “atender a los tiempos y procesos de ley, ello da certeza de una transición en paz”.

Rodríguez Hernández comento que en Hidalgo no debe existir espacio para la violencia, por ello convoca a la ciudadanía a no ser parte de actos violentos, “las instituciones están dando muestra de ser los canales de transformación social, las y los candidatos electos tendrán en breve la obligación de ser portavoz de las necesidades de la población en las tribunas respectivas”.

La integrante de la LXIII Legislatura Federal, argumentó que Morena tiene el compromiso de refrendar la confianza que la juventud y demás generaciones depositaron en las urnas, debe ser ejemplo de cambio, de paz social y de regeneración como lo dicen sus siglas, y no hacer de la comunidad estudiantil y personas en condiciones de vulnerabilidad rehenes de movilizaciones infundadas, a intereses locales que fragmentan la tranquilidad de la entidad.

La legisladora argumento que la sensatez política debe estar en el recinto y adicionó que no son los golpes o las confrontas lo que construye, “debemos mirar hacía enfrente y dar respuesta a los retos y desafíos de nuestra entidad, hoy las inversiones están llegando a Hidalgo, por la certidumbre y confianza, eso no lo podemos perder porque representa derrama económica y generación de empleos para el bienestar de las familias”.

También dijo que el gobierno del estado encabezado por Omar Fayad Meneses se ha caracterizado por la atracción de capitales a la entidad, situación que coloca a Hidalgo como una zona económica de desarrollo, con el consenso del congreso local.