La seguridad pública no depende de más patrullas ni más uniformes a policías, si no de la conciencia moral de la ciudadanía: JGRS

19
  • Corresponde a la ciudadanía reflexionar ante el abusivo incremento de la delincuencia
  • Los padres deben retomar la atención, educación, valores, trabajo, para con sus hijos.}

Por Beatriz Flores González

 

Esta mañana, durante la entrega de equipamiento, uniformes y patrullas a la corporación de Seguridad Pública de Tepeji del Río de Ocampo, el secretario de la corporación, Juan Gabriel Rocha Sánchez emitió un mensaje de agradecimiento por este gesto de apoyo para los elementos policiacos, pero también hizo énfasis en que ni todo el equipamiento ni todas las armas, ni todas las patrullas harán milagros si es el ciudadano el que se conduce con doble moral, es decir, que exija la aplicación de la justicia para el vecino infractor, pero para sí mismo sea omisa.

El uniformado reconoció a la federación por la importante inversión otorgada a Tepeji del Río a través del programa Fortaseg, en la que participa el estado y por ende el municipio, de quienes dijo, “se han aliado para mejorar la seguridad de la ciudadanía, con dichos recursos se invirtió en nuevas patrullas, equipamiento, capacitación a todos los elementos, para ofrecer un mejor trabajo en calles, carreteras, colonias y poblados del municipio, exponiendo y sacrificando la vida por la de los ciudadanos”.

En ese punto, Rocha Sánchez hizo mención del elemento caído hace un año durante una persecución, en el mismo tenor, otro elemento quedó lesionado, no obstante, a pesar de las bajas, el esfuerzo sigue siendo más allá del máximo, cumpliendo con el compromiso de proteger, salvaguardar la integridad, los bienes y la seguridad de la población.

El comandante de la fuerza de seguridad municipal hizo un enérgico llamado no solo a sus elementos, si no a la sociedad, haciendo énfasis en que la seguridad atañe a todos y el ser omisos, cómplices o partícipes de un delito, no podemos exigir resultados de beneficio para unos cuantos, a costa de proteger a otros tantos.

WhatsApp Image 2018-08-13 at 11.48.01 AM (1)

“Pero ni todas las inversiones, ni todo el equipamiento resultan suficientes, requerimos la participación de la gente, ya no solo con  sus reportes oportunos sobre algún ilícito,  sino también con el impulso de la cultura de la denuncia; cuando somos silenciosos y cómplices, la desgracia se agazapa a la vuelta de la esquina y nos convierte a todos en víctimas de robos, de asaltos, de violencia, de lesiones y en casos graves, hasta la muerte.

“Muchos creen que por conocer al delincuente, ya no nos va a asaltar, por invitarles una cerveza o darles los 5 o 10 pesos cuando nos lo piden, creemos que ya no nos van a dañar en nuestra familias o en nuestro patrimonio, pero es real que las estadísticas han demostrado que la mayoría de delitos del fuero común son cometidos por  vecinos o conocidos, por lo que se debe acabar con ese halo protector hacia el delincuente.

“Hoy el poco o nulo caso que los padres hacen a los hijos por sus diversas actividades, hacen que estos crezcan y convivan con personas nocivas y que no tienen respeto por la vida y al poco tiempo pasarán a formar parte de las filas de la delincuencia, los padres muchas veces no se ocupan de preguntarles a los hijos de donde obtienen dinero, cosas, teléfonos, sin tener un trabajo, es por eso que se debe reforzar la seguridad, desde todos los ángulos, recuperar  la honestidad, los valores y educación y sobre todo el tiempo de calidad en familia”.

“La seguridad es cuestión de todos, el estado, la federación y el municipio podrían duplicar la inversión para más patrullas y mejor equipo, que de nada serviría ante la sociedad que le exige al policía que trabaje por la legalidad y la justicia; si los padres no exigen que sus hijos terminen sus estudios. Hoy la seguridad es tarea de todos pero no podemos hacerle frente con doble discurso, pidiendo que la sanción se aplique a todos, menos a mí que compro robado. que estoy en el negocio del huachicol, que bebo en la vía pública y genero conflictos con mis vecinos, o que manejo ebrio en la vía pública, debemos ser coherentes y exigir al gobierno, pero al mismo tiempo cumplir como ciudadanos, comprometidos  desde la perspectiva personal con las leyes, con el interés de  formar a los hijos con valores, trabajo, el estudio y el esfuerzo, porque de lo contrario  toda exigencia planteada a la autoridad siempre traerá soluciones a medias, porque es ilógico exigir seguridad al mismo tiempo que aplaudir al delincuente, la seguridad depende de la policía, pero principalmente, de la conciencia moral de la ciudadanía”, concluyó Rocha.

El regidor José Norberto de la Cruz Méndez, reconoció este acto como trascendental, exigiendo que desde la presidencia, los regidores y la secretaría de seguridad pública, surtan efecto y que el ciudadano se sienta más seguro y protegido por el cuerpo policial.