Autoridades estatales niegan que hay denuncias por el robo de niños; murieron dos personas acusadas de querer llevarse a uno

30

Ante la barbarie cometida en el pueblo de Santa Ana Ahuehuepan, en donde la tarde del jueves pobladores asesinaron a dos personas a las que acusaron de intentar robarse a un niño, a petición del alcalde tulense, Gadoth Tapia Benítez, acudieron a ofrecer una conferencia de prensa funcionarios estatales como el secretario de Gobierno, Simón Vargas Aguilar, Raúl Arroyo González, procurador de justica y Mauricio Delmar Saavedra, secretario de seguridad pública, refiriendo que lamentan los hechos ocurridos y que la investigación está en proceso.

El edil lamentó el hecho , calificándolo como reprobable, un reporte que recibe la secretaría de seguridad pública poco después de las 4 de la tarde, sin que nada pudiera hacerse para evitar las acciones de un grupo de pobladores, ya que el número de gente involucrada superó al de los elementos policiacos, que en primera instancia fueron los municipales, posteriormente con el refuerzo de la policía estatal. Ante la situación que se vio rebasada, el alcalde solicitó de inmediato el respaldo del gobernador Omar Fayad, lo mismo que de las dependencias para conjuntar esfuerzos y actuar de manera clara, contundente y apegada a la legalidad.

En su momento, el secretario de gobierno  refirió traer la instrucción del ejecutivo estatal para proceder a realizar acciones coordinadas en beneficio de la seguridad, la legalidad y la justicia. “puede haber inquietudes de la ciudadanía respecto a una serie de comentarios que se han generados en redes sociales con el posible robo de niños, pero no existe una sola denuncia  de un hecho delictivo de esta naturalezar, son falsos comentarios, son infundados.   Nadie debe hacerse justicia por mano propia, para eso existen las instancias correspondientes”.

Mauricio Delmar por su parte reafirmó que en Hidalgo no hay una sola denuncia por niños secuestrados o que los hayan robado, “no es un tema que se tenga que ocultar cifras, pero en ese aspecto se aplica un protocolo nacional, por esos rumores ya han costado vidas y la hipótesis es que lo ocurrido en el poblado de Santa Ana, se haya desprendido de esta falsa información”.

Delmar Saavedra abundó en el tema de que la policía cibernética está trabajando para detectar desde donde han sido enviadas este tipo de cadenas cíclicas, las fotos en las que aparecen niños que supuestamente han sido robados y despojados de sus órganos, se han rastreado y no corresponden siquiera al país, son de otra nación y de otra circunstancia distinta al tráfico de órganos, por lo que insisto en que se trata de rumores falsos, pero además, si alguien se percata de que se está cometiendo un delito de esta naturaleza denúncienlo al 911 o al 089, que es el número de la denuncia anónima, cuando se presente una denuncia real, se actuará de manera inmediata y poder rescatar al supuesto niño que fuese secuestrado o raptado, y sobre todo, si así ocurriera, es necesario que se denuncie de manera inmediata y evitar seguir generando este tipo de psicosis o pánico colectivo que está llegando a límites de barbarie”.

El procurador de justicia leyendo la tarjeta informativa, dijo que con las atribuciones, pero también las restricciones del caso, hizo la relatoría de los hechos en Santa Ana, se inició la carpeta de investigación en la Procuraduría General de Justicia, “esta tarde la PGJEH recibió un reporte del C4,  mediante el cual se informó que en Santa Ana, a la altura del hotel Amazonas, se encontraban dos personas, hombre y mujer, retenidos por la población  comunidad, presuntamente señaladas por el robo de un menor,  agentes de la policía municipal, la estatal y la investigadora acudieron y encontraron que ambas personas  habían sido agredidas, teniéndose noticias de que se les había rociado de gasolina y les prendieron fuego.  Por esta acción, un hombre murió en el lugar, mientras que la mujer fue trasladada al hospital general de Tula, en donde al llegar también perdió la vida.

Refirió que de acuerdo a los peritos, la mujer tenía una edad aproximada a los 50 años, mientras que el hombre de 40, presentaban quemaduras de tercer grado en la mayor parte del cuerpo;  dijo además que son vecinos de la región, específicamente de Tezontepec de Aldama. “Lamentamos los hechos, hemos iniciado la investigación correspondiente, es una carpeta que está en investigación, por lo que se pide la secrecía, para mantener los datos de lo hasta ahora logrado, nuestra investigación es continuar con la investigación, hasta tener una hipótesis cierta que permita ejercer la acción penal ante tribunales para quien o quienes resulten responsables de quienes resulten responsables del o los delitos que la investigación arroje. El compromiso es desplegar todas las posibilidades al alcance y solicitar en caso necesario el apoyo de otras instancias para que los responsables sean responsables y buscar que se aplique el castigo correspondiente.”.

En otra intervención del procurador, señaló el mal uso que se hace de las redes sociales, por lo que la policía cibernética que está investigando para llegar a una posible conclusión. Mientras tanto Simón Vargas indicó que todos debemos ser corresponsables en el tema de procuración de justicia.

Este tipo de situaciones obliga a actuar de manera inmediata y oportuna, por lo que se continúa invitando a que se denuncie, nadie está por encima de la ley y no caer en psicosis colectiva ni se sigan replicando esos mensajes basura