El objetivo de la policía en Tepeji es recuperar la confianza ciudadana: Eder Castillo

75

Por Beatriz Flores González
A un par de meses de haber asumido la secretaría de seguridad pública, Eder Castillo asegura que se ha trabajado atendiendo la instrucción del presidente Moisés Ramírez Tapia, con una estrategia de acercamiento con la población, acudiendo directamente a atender a las comunidades y conocer la problemática que cada una enfrenta, para poder enfocar diferentes acciones de prevención del delito.
El funcionario indicó que con esas visitas pretenden disminuir que se cometan delitos, que se sature el ministerio público con gente que acude a denunciar esos delitos, “la denuncia es lo ideal, pero lo digo en el entendido de que no todas las personas pueden acudir, lo que nosotros hacemos es concientizar a la gente de que es dentro de la familia, dentro de esa sociedad, donde se pueden prevenir que se cometan delitos”, indicó.
Añadió que se está llevando el stand de atención ciudadana y vinculación social para que la gente acuda y lleve sus inquietudes. “Lo que queremos hoy es recuperar la confianza de la ciudadanía, sabemos que han sido muchos años de distanciamiento con el ciudadano, hoy buscamos que esta situación cambie, trabajar más cercanos a la gente, por lo que los invitamos a que salgan cuando acudamos a su colonia, a su calle, a su comunidad y nos informen lo que está sucediendo en materia de seguridad o inseguridad”.
Queremos escuchar de viva voz lo que al ciudadano le lastima y poder ofrecer alternativas para que se sientan seguros, para evitar incluso dentro del seno del hogar la violencia y la delincuencia.
El desprecio y alejamiento que se ha ganado la policía en los últimos años, es uno de los principales factores que tenemos que revertir, anteriormente el policía era modelo a seguir, muchos niños soñaban con crecer y convertirse en ese personaje que cuidaba a la gente, el que luchaba contra los maleantes, esa imagen fue perdiéndose con prácticas deshonestas de algunos elementos, porque no son todos los que han enlodado el nombre de su corporación, lo que buscamos es resarcir ese daño a la imagen de una institución que está dedicada y obligada a vigilar que la delincuencia no se apodere de la sociedad.
“Hoy el descontento de la gente es con las instituciones, hoy se critica mucho al gobierno y a cada una de las dependencias que lo conforman, cada una tendrá que hacer lo propio para poder recuperar la confianza de la población y hablar o estipular un tiempo para lograrlo, sería muy complicado porque primero hay que empezar por la casa, estamos haciendo una labor importante al interior de la corporación, generar nuevos mandos, tener a cargo de la policía a quien tenga una visión diferente, cambiar el chip de esa policía vieja que se conformaba con ir a dar una plática de prevención del delito, terminaba y se iba, hoy hay que interactuar, participar, proponer, cambiar, integrarse, involucrarse, convertirse en aliados de la ciudadanía y buscar dejar atrás esa imagen de miedo, de imposición, de terror y de desconfianza que se ha instaurado desde hace años”.
Ahora es escuchar al ciudadano, dar soluciones inmediatas si está al alcance, si no, hacer un traje a la medida de acuerdo a cada problemática que se presente, el objetivo, retomar la confianza depende de ellos como de nosotros, de nuestro actuar como policías, debemos dejar de ser los clásicos levanta borrachos, que no seamos autoritarios al hacer una infracción, si la gente se equivoca y comete una falta, con todo el respeto debe hacérsele saber que están alterando la seguridad y cometiendo una infracción y tendrá que hacer el pago debido en su momento, pero sin confrontarse.
“Lo que necesitamos es cambiar la percepción de la policía, primero trabajar para que la población crea en nosotros, que somos autoridad, pero no autoritarios, somos policías, no delincuentes, nosotros los cuidamos, no los agredimos, somos preventivos, no sancionadores”.
El cambio de mandos obedece también a esa intención de cambiar la imagen, ya lo dije, si somos autoridades, pero no debemos perder de vista que primero somos servidores públicos, estamos para atender al ciudadano, para servirle, si partimos de ahí encontraremos un mejor acercamiento con la gente, dejando atrás malas costumbres que seguramente había dentro de la corporación, difícilmente haría un señalamiento con quienes estuvieron antes, ellos trabajaban a su manera, hoy queremos es trabajar diferente, con u una nueva perspectiva ciudadana hacia nosotros, nos va a costar mucho tiempo, pero ya comenzamos a trabajar en ello.
Reconoció el funcionario que han sido pocas las colonias y comunidades que han visitado en estos dos meses, pero se ha observado que a los lugares a los que acuden, han sido bien recibidos, en San Francisco, Noxtongo, San Mateo, La Romera, vamos a ser equitativos, porque sabemos que no solo el centro es Tepeji, se van a involucrar en las comunidades, en donde la problemática es distinta en materia de seguridad.
Eder Castillo es un policía con experiencia, ha tenido cargos directivos en otros municipios, tiene acreditación como Comisario, está evaluado por el C3, con una vigencia para policías de tres años, para los mandos solo dos años. Están caminando en la nueva estrategia de la identificación policíal, antes se manejaban Cuips, ahora solo será el CUP, ese exige la acreditación del C3, la formación inicial en el segundo plano, en el tercer plano exigen acreditar las habilidades policiales y el conocimiento en el Sistema Penal Acusatorio, considero que tanto un servidor como mis elementos vamos a cubrir esos requisitos,