En Protección Civil no manejamos lo administrativo, somos cien por ciento operativos y dedicados a salvaguardar la integridad de la población de Tepeji ante situaciones de Riesgo. Joaquín Gómez

170

Por Beatriz Flores González
Tras recibir varias “denuncias anónimas” sobre el actuar del director de Protección Civil de Tepeji del Río, Joaquín Gómez Mora, en el sentido de que está haciendo malos manejos dentro de la corporación, tratando de manera despectiva, déspota y arbitraria al personal, así como con un comportamiento misógino con las mujeres que ahí laboran, se acudió a cuestionarle y conocer su versión sobre el asunto.
En las “denuncias anónima”, que se presume provienen de elementos que fueron dados de baja de la corporación, por malos manejos ante la ciudadanía y deslealtad hacia el interior de la institución, señalan que a través de documentos les han hecho llegar la información a los regidores, para exigir una auditoría al director de Protección Civil.
Entre los señalamientos que hacen, “hacen convenios con empresas para que expidan facturas ficticias sobre compras de insumos, refacciones, material que se requiere para el buen funcionamiento del parque vehicular y los propios elementos”, ¿Qué tiene que decir al respecto?
JGM. Es información totalmente falsa. A partir de la confianza que me otorgó el presidente municipal, Moisés Ramírez Tapia, estamos trabajando de manera ordenada, evaluando y calificando de manera continua el desempeño de los compañeros, porque es nuestra obligación estar plenamente capacitados para atender todas las situaciones de riesgo y de emergencia que se presentan en el municipio.
Hemos trabajado de manera coordinada, generamos un ambiente de confianza, de compañerismo, respetando siempre la autonomía y privacidad de cada uno, de mi parte he procurado que las condiciones de trabajo se vayan optimizando para que el resultado hacia la población que es a la que servimos, sea la más completa y de calidad, es la mística de los bomberos, paramédicos, de protección civil.
Tengo a 28 subordinados en activo además de dos voluntarios, así como a jóvenes estudiantes que realizan su servicio social, a cualquiera de ellos puedes preguntar cómo es el trato de tu servidor hacia ellos y si alguno de ellos te refiere que son mal tratados, amenazados, me pongo a la disposición del presidente, para que haga lo que considere pertinente, ya que su indicación es trabajar con respeto y compañerismo.
Se ha estado capacitando y certificando al personal a través de CONOCER, precisamente para tener una corporación más capacitada y preparada para enfrentar las situaciones que se atienden diariamente.
En cuanto a que elaboro facturas ficticias, es una falsedad plena, porque ahora toda la facturación es electrónica, yo no tengo acceso a ellas, son directamente de la empresa o establecimiento donde se hace una previa requisición para adquirir lo que se necesita y es en administración y luego en tesorería, donde realizan todo el trámite administrativo.
Lo referente a que me beneficio con gasolina, he de decir que yo no tengo acceso al control que se tiene en ese tema, hay una persona externa, de Seguridad Pública quien lleva ese control, nosotros solo vamos en las unidades, abastecemos el combustible en el tanque, no en contenedores externos, el despachador de la gasolinera lleva un control contra ticket de abasto, ya ellos realizan la facturación corroborada con los vales que nos dan para cada unidad.
Las refacciones no las compramos nosotros, no es nuestra función. Cuando una unidad vehicular se descompone, se lleva a cualquiera de los tres talleres mecánicos que el municipio ha contratado, para que hagan las reparaciones necesarias, son ellos los que determinan si alguna refacción debe ser cambiada; lo que hacemos nosotros y no yo precisamente, es estar al pendiente de que las piezas que son cambiadas, realmente sean las mismas que se reponen. También los pagos los hace directamente tesorería, ahí llega la facturación.
En cuanto a que las empresas, cualquiera que esta sea, nos dan o me dan recursos, he de decir que hay convenios con las mismas, cuando alguna de ellas solicita alguna capacitación, no la cobramos en efectivo, pero si en especie, con uniformes, herramientas, cascos, botas, colchones, material de curación, que benefician a la propia corporación. En cuanto alguna solicita el visto bueno para un plan interno, son 15 días para revisarlo, si cumple con los requisitos, la secretaria expide un recibo que se tiene que pagar en tesorería, lo traen de regreso y entonces se les entrega el visto bueno o dictamen favorable.
Hay acusaciones sobre el trato déspota y misógino.
JGM. Esas acusaciones pueden venir de algunos elementos que fueron dados de baja, que tuvieron que ser separados por situaciones de queja de la propia ciudadanía sobre su desempeño, porque si hubo quienes cobraban servicios que de aquí se indica, son gratuitos, como un traslado, pedían para gasolina, cuando el abasto es de presidencia. Por situaciones de deslealtad hacia la misma corporación. También pudiera venir de algunos elementos en activo que se encuentran resentidos por los cambios que se están haciendo, ha habido a quienes se les quitó la jefatura de guardias y se puso a quien tiene aptitudes para el cargo.
Sobre todas las acusaciones, invito a que si el presidente o el cabildo así lo considera, se forme una comisión investigadora, no tenemos nada que ocultar, mi objetivo es trabajar y dar resultados, para eso estoy aquí. Que acudan a las empresas a que conozcan si a alguien les hemos dado un dictamen favorable a cambio de dinero o por amiguismo. Ahí somos imparciales, tienen que cumplir con todos los requisitos o no se expide el visto bueno, a nadie se le cobra, si es verdad que nos apoyan en especie, pero nada de eso me quedo yo, es para beneficio de los mismos muchachos”, concluyó Joaquín Gómez Mora.
Durante la entrevista, estuvo presente el comandante Felipe González Santillana, quien también lamentó la “sarta de mentiras” que han referido las supuestas denuncias, agregando que en los muchos años que tiene de ser bombero, en ninguna administración los habían tratado como en la actual. “Siempre fuimos minimizados, trabajábamos en condiciones deplorables, con uniformes que nos tenían que durar tres años, sin lo más indispensable. Ahora que se ha ocupado el director por proporcionarnos mejoras, dormitorios adecuados, higiénicos, material, uniformes por parte de presidencia hasta dos veces por año, que es consciente ante la necesidad de los compañeros, que se ha mostrado solidario, es injusto que se pretenda enlodar su imagen y sobre todo, manchar su trabajo”, concluyó.