LA CNC NO QUEDARÁ EXCLUIDA DE LAS NUEVAS POLÍTICAS GUBERNAMENTALES: FURIATI

9
  • Ismael Hernández Deras, líder nacional de la CNC reconoce el trabajo de Omar Fayad a favor del campo hidalguense.
  • Desde la oposición exigirán que los recursos sean incluyentes, destaca.

“La Confederación Nacional Campesina tiene origen, principios y misión trascendente, buscamos ser una organización colectiva, de productividad, legitimidad e igualdad, queremos óptimas condiciones para la sociedad rural, no hemos parado ni detendremos nuestro trabajo de gestión para los que menos tienen, la CNC no quedará excluida de las nuevas políticas gubernamentales”, así lo dijo Alejandro Ramírez Furiati, líder estatal de la CNC en la entidad.

Dijo, que el líder nacional campesino, Ismael Hernández Deras, reconoce y se suma a la fuerza e impulso que el titular del Ejecutivo Estatal, Omar Fayad, ha implementado en el sector campesino, por lo que la CNC será su aliado, dijo, para respaldar todas las batallas que sumen y mejoren la economía de mujeres y hombres que viven de la tierra.

Ramírez Furiati dijo que el recurso más importante de la CNC es su gente, los militantes, indígenas, mujeres, jóvenes, ejidatarios, comités de base, comités regionales, filiales, ramas de producción y toda la estructura que ha hecho que esta organización, aún en las adversidades políticas, siga siendo fuerte.

“Toca trabajar más, organizar mejor, ocupamos más capacidad técnica, proyectos sólidos, profesionistas comprometidos, para que nuestros campesinos accedan al presupuesto de la mejor manera, con la firmeza y transparencia que el gobernador ha instruido en su administración, sin lucrar y castigar quien incurra en el abuso a nuestros hermanos campesinos”.

Por su parte, Ismael Hernández Deras, líder nacional de la CNC, dijo que desde la oposición exigirán que los recursos sean incluyentes, “somos capaces en tiempo real, de fijar posiciones nacionales frente al nuevo escenario nacional y frente al nuevo escenario de la política, por eso, el esfuerzo depende de que estemos más unidos y más organizados, habremos de hacer sentir nuestras demandas, para que así millones de campesinos jóvenes y mujeres vean en la tierra una opción para seguir luchando por México, no podemos dejar de hablar por los campesinos, por los más pobres, por los más vulnerables y por los indígenas, ellos habrán de recibir su espacio y las mismas oportunidades.