LA GUERRA DE LOS 100 DÍAS

34

JAQUE

100 días ha cumplido el capricho llamado presidencia del señor Andrés Manuel López Obrador, quien después de más de 12 años de campaña logró obtener lo que tanto anhelaba, sin embargo al ocupar la silla presidencial no supo qué hacer.

Hace como que hace, pero no hace nada. Nada nuevo, más de lo mismo; pan y circo para un pueblo cegado por la desesperación, por las malas administraciones anteriores. Pero olvidan que la mayor parte del gabinete presidencial creció en las filas del Revolucionario Institucional.
Y ya ni se diga de don “cabecita de algodón”, quién también alguna vez alzó la voz en favor del PRI. El punto es que en estos 100 días del capricho de AMLO ha demostrado que aunque su piel es MORENA, su corazoncito siempre será tricolor.
Lo demuestra engañando al pueblo, diciendo lo mismo que han dicho otros mandatarios, planteando lo que ya habían planteado pero de forma distinta; después de todo el orden de los factores no altera el producto.
Y cómo creerle a alguien que prometió acabar con la corrupción, que proclamaba el limpiar el gobierno como las escaleras, que prometía acabar con las malas prácticas, pero que en Hidalgo permitió desde su campaña la continuidad del cacicazgo.
La edad no pasa en vano, y eso lo sabe el gabinete presidencial, se les nota en el rostro el cansancio durante las “mañaneras”, podrían comenzar las apuestas para ver quienes serán los próximos en ocupar esos lugares, ya que, sinceramente, no creo que aguanten todo el sexenio.
En fin, lo que en realidad debería hacer es ponerse a trabajar de verdad para hacer de México, un país mejor. Ojalá los resultados de Obrador sean tan notorios como sus más de 12 años de campaña para cumplir su capricho.

Amenazo con volver.

guillermobello_oficial@outlook.com