DE MANTELES LARGOS EN LA CASA DEL PUEBLO

31

JAQUE

Eso sí que es no tener progenitora. No hay más. El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, pregonó con sus fieles la austeridad, el ahorro, el sano manejo de los recursos durante sus años de campaña.
Pero parece que ese pregonar sólo es obra de AMLO, y que a sus morenos les importa poco el gastar el dinero del pueblo como lo hacían con los partidos previos a su llegada a MORENA; tal es el caso del presidente de la Junta de Gobierno, Ricardo Baptista.
Y es que en días pasados Baptista cumplió 65 años, lo cual no afecta en absoluto a nadie que no sea él, esto por los achaques de la edad, sin embargo, lo que sí está para llorar es que el señor celebre en la “casa del pueblo”.
El jolgorio se realizó en el quiosco del recinto legislativo, donde con los ahorritos de los morenos celebraron a su patrón con jabalí. Sí, en el Congreso de Hidalgo, donde hace unos meses una diputada de Morena se saltara la reja cual vándalo.
Obviamente Baptista González dijo que él no había gastado nada en la celebración. Lo curioso es que pareciera que fue un evento privado, pues sólo había gente de su partido en esta fiesta.
Es triste que mientras a los manifestantes, a la verdadera gente del pueblo, en algunas ocasiones hasta les niegan la entrada a la “casa del pueblo”; estos señores a quienes nada les quita el sueño, hagan este tipo de actos en un recinto oficial.
Y efectivamente, como escribiera Julio Scherer, si no quiere que algo se publique, no lo haga en público. Y mucho menos en un edificio al cual los propios morenos se refieren como “la casa del pueblo”.

Amenazo con volver.
guillermobello_oficial@outlook.com