Banderas de huelga son retiradas por trabajadores, autoridades estatales, federales y legisladores de Morena

18

  • Cinco meses duró el movimiento. Se recuperan puestos laborales y calidad de vida en el ejido, señala diputado Hernández Vera.
  • Buscaremos gestionar recursos y sumar voluntades, dice diputada Zitle Rivas.

Noemí Zitle Rivas y José Antonio Hernández Vera, diputados de Morena, estuvieron este día en Progreso de Atotonilco de Tula con los trabajadores de la empresa prestadora de servicios Tlaltepan S.C. (conocida también como Pro Cal 2000) para atestiguar el levantamiento legal del movimiento de huelga. Los acompañaron representantes gubernamentales y del área laboral.

Zitle Rivas, diputada por el Distrito XV Tepeji del Río, agradeció la confianza en la Cuarta Transformación de los trabajadores y el ejido. Se sumó al acuerdo que tomaron ambas partes, en beneficio de la recuperación de los puestos laborales y de la comunidad. Buscaremos gestionar recursos y sumar voluntades, dijo. Al mismo tiempo, reconoció la valiosa intervención del presidente de la Junta de Gobierno, Ricardo Baptista González.

Especial reconocimiento se dio por parte de trabajadores y sus familias, así como de las autoridades, a la labor proactiva del también coordinador del Grupo Legislativo de Morena, Baptista González, por la permanente apertura y disposición en cuantas veces fue necesario para que las partes dirimieran sus diferencias y llegaran al acuerdo que permitió hoy retirar las banderas roji-negras.

El diputado por el Distrito XI Tulancingo explicó por su parte que con esta acción no solo se ha recuperado una fuente de empleo que dará mejor calidad de vida a las familias, además se logró conservar el tejido social, aseguró.

Zitle Rivas detalló que la intervención del Congreso del Estado de Hidalgo en la resolución del conflicto no tuvo que ver con intereses políticos. Explicó, lo que sigue es la gestión de recursos para la región, en instancias de los gobiernos estatal y federal.

“Se logró un acuerdo en el que ambas partes ganaron. Con la reapertura de la empresa se logrará reincentivar la economía de la zona y mediante la recuperación de los puestos laborales, el mejoramiento en la calidad de vida de los integrantes del ejido”, señaló.

Representantes laborales dijeron que se respetaron todos los derechos de los trabajadores durante el levantamiento del movimiento, y agradecieron tanto la gestión de los legisladores como la voluntad de los representantes gubernamentales, del representante del delegado del Gobierno federal, Abraham Mendoza Zenteno, de Aarón García, de abogados de la CROM, del delegado de la Procuraduría Agraria, Andrés Velázquez Vázquez, y de la mesa directiva del ejido Progreso, por su sensibilidad y esfuerzo

 “Tenemos el respaldo firme del Congreso y esperamos su respuesta para continuar con las gestiones para bajar recursos”, aseguraron integrantes de la comisión de trabajadores.