EL AVANCE, la columna #AMediaSemana

11

radar político

 

Joel Sánchez Rodríguez
Joel Sánchez Rodríguez

El cártel en Pachuca ¿si o no?

** Ambiciones por control de la plaza de toros.

*** Algo oculta el Alcalde de Atotonilco.

**** Violencia política de género en el PAN.

Mientras el secretario de Seguridad Pública del estado, Mauricio Delmar Saavedra, se mantiene convencido de que en Hidalgo no hay presencia de integrantes del CJNG, este martes se registró un violento suceso que da indicios de que sí andan por aquí y no solo en Ixmiquilpan, sino en Pachuca; pues resulta que después de recibir amenazas por parte del Cártel de Jalisco, el fiscal de Tecamac, Estado de México sufrió un grave atentado en un conocido restaurant de mariscos, donde unos sujetos hirieron al funcionario y dejaron dos escoltas muertos para después desaparecer del lugar de los hechos pese al impresionante operativo policiaco que se montó.

Y la cada vez más cercana celebración de la Feria San Francisco Pachuca Hidalgo 2019, parece haber desatado las ambiciones entre algunos funcionarios de la Secretaría de Turismo, pues se cuenta que uno de ellos pretende apoderarse de un local ubicado en la Plaza de Toros “Vicente Segura” argumentando que se lo subrogó (sin contrato y sin recibos de renta) la empresa Innovación Taurina que tiene “concesionada” la monumental, lo que ha despertado la curiosidad entre diputados locales por saber si de verdad se concesionó el inmueble que es propiedad pública, si acaso se entregó en comodato y si la empresa de verdad está facultada para subarrendar sin documentos de por medio y en muchos miles de pesos mensualmente. Los legisladores advierten que llamarán al Oficial Mayor, Martiniano Vega para ver qué tiene que decir.

Quien seguramente tiene mucho que ocultar, es el presidente municipal de Atotonilco el Grande, José Luís Baños Cruz, solo así se entiende la decisión de realizar el tercer informe de gobierno a puerta cerrada. Y es que dicen que el Alcalde no logra parar el pleito con los trabajadores del Ayuntamiento, en contra de los cuales se intensificó el mes pasado, una cacería de brujas y una serie de represalias por su intento de sindicalizarse, lo que derivó en retención de salarios y pagos incompletos a “los revoltosos”. Al conflicto con los burócratas se suman los señalamientos públicos que desde febrero exigen se investiguen supuestos desvíos del erario, así que para evitar reclamos se acordó el informe en corto.

Y para quien no acaban los problemas es para el presidente del PAN en Hidalgo, Cornelio García Villanueva, que será denunciado por violencia política de género por la diputada local Areli Maya Monzalvo, a quien la semana pasada se le desconoció como integrante de la fracción panista en el Congreso del Estado. La legisladora consideró que se violentaron sus derechos humanos y de manera concreta los político-ciudadanos, por lo que dará inicio al procedimiento legal ante el Tribunal Electoral del Estado de Hidalgo, donde los magistrados tendrán que pronunciarse al respecto, lo que marcará un precedente importante en torno a las limitantes que las dirigencias partidistas tienen para tratar de condicionar u orientar el voto de sus legisladores