Aumentar pena a quien cometa violencia familiar y transgreda derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, propone diputado Muñoz Soto

30

Pachuca, Hgo., a 12 de septiembre de 2019.

Aumentar la pena a quien cometa violencia familiar, así como castigar a quien transgreda los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres de cualquier edad a decidir de manera libre, voluntaria e informada sobre su sexualidad, planteó el diputado de Morena José Luis Muñoz Soto en su iniciativa que reforma y adiciona diversos artículos del Código Penal para el Estado de Hidalgo.
Detalló que la violencia familiar, de acuerdo con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), es un acto de poder u omisión intencional, dirigido a dominar, someter, controlar o agredir física, verbal, psicoemocional o sexualmente a cualquier integrante de la familia, dentro o fuera del domicilio familiar, por quien tenga o haya tenido algún parentesco por afinidad, civil, matrimonio, concubinato o a partir de una relación de hecho y que tenga por efecto causar un daño.
Añadió que la Organización Mundial de la Salud (OMS) refiere que la violencia familiar no sólo tiene manifestación hacia las mujeres, si no que existen otras formas como, el maltrato a menores ya sea física y emocionalmente, el abuso sexual, la negligencia y la explotación laboral, los cuales ocasionan un daño real o potencial para la salud del infante.
El diputado morenista por el IX Distrito Metepec explicó que otro ejemplo de violencia familiar es la cometida a las personas adultas mayores. Indicó que de acuerdo con la Red Internacional para la Prevención del Maltrato de las Personas Mayores, “el maltrato de los ancianos consiste en realizar un acto único o reiterado o dejar de tomar determinadas medidas necesarias, en el contexto de cualquier relación en la que existen expectativas de confianza, y que provocan daño o angustia a una persona mayor”.
Subrayó que Hidalgo presenta un problema severo del fenómeno de violencia familiar, pues durante el primer semestre del año en curso se presentaron las siguientes cifras, según Semáforo Delictivo: En enero se registraron 544 casos; febrero 530; marzo 453; abril 474, mayo 603; junio 569 casos. Refirió que en los meses antes citados se superó la media estatal de 344 casos convirtiéndose la entidad en un foco rojo en la materia antes referida.
Además, dijo que en enero la violencia familiar fue el segundo ilícito más cometido, superado por el robo a vehículos, y que de febrero a junio se colocó como el primer delito en la entidad.
Un mecanismo insoslayable para su atender este fenómeno –agregó Muñoz Soto- son los ordenamientos legales de procuración de justicia con el objeto de garantizar los derechos humanos inalienables. Consideró que aumentar la pena para quien cometa el delito de violencia familiar es una vía para atender este problema social, con el objetivo de procurar justicia para las víctimas, asimismo con el objeto de tutelar los derechos humanos que son violentados.
La iniciativa presentada por el legislador morenista plantea reformar los artículos 243 BIS; segundo párrafo del Artículo 243 Bis y la adición de la Fracción VI al Artículo 243 quáter del Código Penal para el Estado de Hidalgo, cuya finalidad es castigar de dos a ocho años de prisión, multa de 50 a 100 Unidades de Medida y Actualización Vigente y perderá el derecho de pensión alimenticia quien cometa el delito de violencia familiar.