RADAR POLÍTICO “La columna a media semana”

13

radar político

Joel Sánchez Rodríguez
Joel Sánchez Rodríguez

* Cipriano Charrez, una burla más.

** PGJEH, supuestos abusos.

*** Alcalde se emociona con falsas ilusiones.

**** Congreso local, cada quien sus vicios.

Gracias a una supuesta “salmonelosis” que lo llevó al hospital menos de 24 horas después de disfrutar un festejo en Ixmiquilpan, Cipriano Charrez Pedraza, desaforado como diputado federal, logró evitar presentarse a la audiencia inicial que se realizaría por el homicidio culposo de un joven ocurrido en octubre del 2018 y también evitó su posible vinculación al proceso penal y quizás hasta la prisión preventiva, por lo que su repentina enfermedad, ha sido cuestionada como una sospechosa coincidencia y también como una posible burla –una más- del ex-legislador para evadir la acción de la justicia, al menos hasta que recupere su salud.

Las sospechas de que todo pudiera ser un teatro armado para no presentarse a la audiencia, hizo que este martes personal de la Procuraduría General de Justicia y de la Secretaría de Seguridad Pública, se presentaran a la clínica donde se hospitalizó a Charrez Pedraza para verificar que así fuera, lo que dio la oportunidad al ex-diputado y ex-presidente municipal, de denunciar lo que él calificó como un abuso de autoridad y de lanzar una amenaza al Gobierno del Estado, al advertir públicamente que “no provoquen al tigre”, pues sabe que sigue teniendo el apoyo y protección de algunos funcionarios de MORENA, como el superdelegado Abraham Mendoza Zenteno que hace unos días se paseó con Charrez en la Secretaría de Gobernación federal. Quizás sea eso lo que da valor a Charrez Pedraza, para que a pesar de las acusaciones por homicidio culposo en agravio de Iván Fuentes y de intento de homicidio en contra de su hermano Pascual, aun así ya se promueva como futuro candidato a gobernador para el 2022.

El que sí no logró disimular su emoción ante las promesas del presidente Andrés Manuel López Obrador, fue el alcalde de Zacualtipán, Pedro Velázquez Acosta, pues durante su visita a una clínica del IMSS, el Peje prometió que los 7 mil millones de pesos en los que se pretende vender el avión presidencial, serán destinados a resolver el problema del agua en este municipio, por lo que al edil le brillaron los ojitos, ya que el mismo ejecutivo federal se encargó de comparar la fabulosa cantidad con el raquítico presupuesto municipal. Y cómo no iba a echar a andar su imaginación don Pedro, si a pesar de los escasos recursos, aun así él tuvo durante su primer año de gestión un salario anual de 794 mil 902 pesos, a razón de 66 mil 241 mensuales, sin contar prestaciones, así cualquiera se emociona al escuchar hablar de más dinero para el pueblo.

Otro al que le brotó la emoción, pero por otra causa, es al diputado local Rafael Garnica Alonso, pues resulta que el legislador por Apan concretó una idea que se gestaba desde hace meses y propuso declarar las peleas de gallos como patrimonio cultural del estado de Hidalgo, lo que provocó que se le echaran encima las críticas por parte de personas y organismos protectores de animales que no comparten las aficiones del también ex-presidente municipal, cuyos intereses –aseguran-, van más allá del meritito gusto por el torneo de gallos, sino por lo mucho que se juega en torno al redondel. La polémica iniciada en noviembre con la propuesta, no ha impedido que esta avance en comisiones, por lo que en cualquier momento podría aprobarse la ocurrencia, solo comparada con la ridícula idea del ex-senador y ex-diputado local Jesús Priego Calva, que algún día pidió regular legalmente las cruzadas. Cada quien sus vicios.