Ordenan clausurar baños de los tianguis, pero al retirarse los empleados del municipio, retiran los sellos y los siguen operando

860

Por Beatriz Flores González

Luego de que se convenciera al alcalde de Tepeji, Moisés Ramírez Tapia, mediante un documento de sentencia definitiva, que Leonardo Galván Pérez es el único y absoluto presidente de la mesa directiva de la Asociación Independiente Comerciantes del Tianguis de Tepeji del Río de Ocampo Hidalgo A. C., el ejecutivo giró órdenes a sus funcionarios para que atendiera las múltiples peticiones que se le han hecho y retire los beneficios a quienes han estado usufructuando los recursos del tianguis de los lunes.
Una de las primeras acciones fue a través de la dirección de Desarrollo Urbano, para que acudieran a clausurar los sanitarios que fueron construidos sobre cimientos viejos, que a decir de Galván Pérez, son un riesgo para los usuarios, “si ocurriera Dios no lo quiera, un sismo como el de hace dos años, que dejaron cuarteaduras en esos baños, podría ser que colapsaran y ni todo el dinero que se han robado alquilándolos les servirá para pagar una vida o atender las lesiones de alguien”, indicó el presidente de la organización.
Fue el pasado lunes cuando personal de Desarrollo Urbano acudió a colocar los sellos de clausura, situación que no agradó a Edmundo Chávez, quien se ha ostentado como presidente de la organización, sin tener un acta constitutiva que avale ese nombramiento y sus simpatizantes trataron de impedir la labor de los funcionarios, siendo que una mujer conocida como “la carrascas”, intentó agredir físicamente al empleado del municipio, pero gracias a la presencia de oficiales de seguridad, no logró su cometido y los baños fueron clausurados.
Al lugar se acercó el sedicente líder de la agrupación, Edmundo Chávez, quien le envió un mensaje al presidente municipal Moisés Ramírez, agradeciendo el trato preferencial que les dieron durante los años que se mantuvo al frente de una organización ficticia.
IMG-20191001-WA0015En cuestionamiento al secretario de Desarrollo Urbano, Gustavo Gómez negó que su personal haya sido agredido, dijo que son “gajes del oficio”, a veces no les gustan las acciones que se emprenden, pero si son apegadas a la realidad, los empleados tienen el compromiso de hacerlos cumplir y se colocaron los sellos de clausura, con la orden de que no fueran retirados hasta que la asociación legal tomara la decisión y se ordenara un peritaje para que se hagan las calas, señalando si estructuralmente son viables para la construcción y si puede seguir funcionando o en caso contrario, derribar la edificación para evitar un accidente.
El funcionario indicó además que también todas las construcciones, techados, estructuras, que se han realizado durante estos años que se sostuvo el litigio, están siendo revisadas y ya comenzaron con las notificaciones, para que se inicie una regularización de cada espacio.
“Se les notificó hace una semana, para la siguiente semana, es decir el lunes 7 de octubre, si no responden, serán suspendidos, tendrán dos semanas más para regularizarse, en caso de no hacerlo, finalmente se les clausura y lo que es peor para quienes lo han hecho en este tiempo, se les van a quitar, a menos, de que entablen comunicación con el presidente de la asociación y revisen caso por caso, para que de acuerdo a su reglamento, al cumplimiento de sus obligaciones, él mismo les pueda extender una carta poder y realicen sus trámites correspondientes, aunque está complicada la situación, porque varios de quienes construyeron con el permiso de quien se ostentaba como presidente, es decir Edmundo Chávez, compraron los espacios en un predio que no les pertenecía, lo que deja en evidencia que toda la supuesta mesa directiva estuvo haciendo fraude con algo que no es suyo, pero eso es tema que tendrán que responder en la misma sentencia exhibida por Galván Pérez; otros si pertenecen a la asociación, pero al iniciar la controversia, dejaron de pagar sus cuotas, por lo que de acuerdo al reglamento, pierden los derechos a seguir perteneciendo a la misma, no obstante, afirmó que Galván Pérez no está cerrado al diálogo y lo que menos quiere es afectar el patrimonio de quienes han invertido recursos en el lugar”, comentó Gustavo Baños.
Finalmente, cabe señalar que los sellos de clausura de los citados baños del tianguis de los lunes, sirvieron para dos cosas: para recibir los empleados del municipio la agresión de los simpatizantes de Edmundo Chávez y este sarcásticamente agradeciera el trato preferencial del alcalde y sus funcionarios por encubrirlo durante todo este tiempo y para que al retirarse los representantes del gobierno, los retiraran y tiraran, continuando con el uso de estas instalaciones y cobrando como si nada hubiera ocurrido.