Tiro Libre

24

“La máquina de Pezzolano”

Por: Mario Barrera

Desde su llegada al banquillo tuzo, el técnico uruguayo Paulo Pezzolano sembró inquietudes en la afición hidalguense por ser un “extraño”en nuestro fútbol. Si bien desde hace años la directiva ha apostado por entrenadores de diversos orígenes e ideas de juego, el arribo de Pezzolano significó un golpe de incertidumbre a los seguidores del Pachuca por desconocer el planteamiento con el que juega.

Aún tras salir campeón de Uruguay con el Liverpool, los hinchas blanquiazules se mostraron apáticos con el nuevo entrenador. Y no sorprende a nadie pues, de una baraja inmensa de entrenadores, Paulo fue el elegido. Ahora, tras 2 jornadas donde sólo se ha conseguido 1 punto de 6 posibles, la afición ha confesado su total apoyo al estratega charrúa por su estilo de juego sumamente ofensivo y el coraje que sienten los jugadores tuzos por cada pelota que se dispute. Pero, ¿cómo sucedió esto?

El sábado pasado, los Tuzos del Pachuca recibieron al Guadalajara ante un estadio teñido de rojo y blanco. Sin embargo, tal y como se mostró ante Pumas, la valentía y garra que tanto le faltaba a Pachuca se ha convertido en su carta de presentación independientemente del rival que tengan en frente.

Jugadores como Rubens Sambueza, Franco Jara, Víctor Dávila, Romario Ibarra y Óscar Murillo han sido algunos de los elementos que adquirieron la pasión que Pezzolano prometió en su llegada al timón blanquiazul, logrando establecer una propuesta ofensiva y descarada ante el arco rival. Y aunque la victoria no ha llegado en el torneo, este nivel de intensidad a la hora de jugar al fútbol tiene más que satisfecha a la afición tuza.

Este sábado los Tuzos del Pachuca se miden ante León en el Nou Camp. Dos equipos bien conocidos y donde se espera que, al fin, Pachuca consiga la contundencia necesaria frente al arco, porque las ocasiones de peligro que genera el cuadro de Pezzolano son demasiadas en comparación a los goles anotados.

Ya veremos qué nos depara la siguiente semana en este espacio. A esperar resultados, ¡y a disfrutar del fútbol!