Empoderar a los ciudadanos para que los gobiernos sirvan a las personas, no a intereses de grupos de poder: Ricardo Baptista

15

Tula de Allende, Hgo., a 27 de febrero de 2020.

Empoderar a los ciudadanos para que los gobiernos sean de las personas y no de los de los partidos políticos, es lo que se requiere para que los gobiernos municipales sean fuertes y cumplan su función a favor del cambio profundo que impulsa el gobierno del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, manifestó el diputado de Morena por el XIV Distrito Tula, Ricardo Baptista González, durante el conversatorio “El Municipio que queremos”.
Ante más de un centenar de vecinos de los municipios de Atitalaquia, Tezontepec de Aldama Tlaxcoapan, Tepeji del Río, Zimapán, Atotonilco de Tula, Tlahuelilpan y de Tula, el también coordinador del Grupo Legislativo de Morena del Congreso del estado, comentó que gracias al impulso del gobierno de la república, existe la oportunidad de consolidar el cambio en los 84 municipios y en la entidad con la participación de todos los ciudadanos, ya que son ellos son el factor que permitirá la transformación.
Comentó que este tipo de reuniones ciudadanas las realizará en todas las comunidades del Distrito XIV para escuchar a las personas, para buscar juntos soluciones a los problemas que enfrentan en materia de seguridad pública, falta de empleo, contaminación ambiental, escasez de agua preservación de los recursos naturales, insuficiencia de transporte público, escasos y pésimos servicios de salud y falta de inversión productiva, entre otros.
El legislador morenista consideró que es necesario integrar a los ciudadanos, darles salidas a sus problemas, escucharlos y atenderlos, porque no se puede continuar en Hidalgo ni en sus municipios con las estrategias y políticas de corrupción, de intereses personales y de negocios al amparo de cargos públicos que prevalecieron durante los gobiernos del PRIAN, sino buscar un cambio radical como el que ha impulsado López Obrador en sus apenas 14 meses al frente del gobierno de República.
Añadió que la solución de los problemas en el país, en el estado y en los municipios ya no es de un solo hombre, sino que se requiere que los ciudadanos se involucren, participen e impulsen el cambio, para encontrar salidas y soluciones comunes, con el consenso y la unidad de todas las personas, es decir, empoderar a los ciudadanos para que a los gobernantes ya no les permitan ocurrencias, sino soluciones reales a los problemas.
Las y los ciudadanos participantes a este conversatorio, en su oportunidad, expusieron las problemáticas que afectan a sus respectivas comunidades, así como a los municipios que integran la región Tula-Tepeji del Río, y coincidieron en que ya no pueden permanecer pasivos antes la indolencia de los gobierno, sino convertirse en agentes activos del cambio que impulsa el presidente de México.
Asimismo, coincidieron en que es necesario construir, entre todos los tulenses, un plan de gobierno de corto, mediano y largo plazos, con metas y objetivos claros y medibles para la solución de los problemas de la región arriba mencionados, a fin de que ya no importe la persona ni el partido político que llegue al Ayuntamiento, toda vez que quien gane las elecciones deberá ceñirse a dicho plan, porque sólo de esta manera se pueden hallar soluciones a las dificultades que enfrentan.
Previamente, el experto municipalista y presidente de la Red de Investigadores en Gobiernos Locales Mexicanos (IGLOM), Octavio Acosta Arévalo, impartió la conferencia ¿Cómo construir el municipio que queremos?, en la que comentó que sólo con municipios fuertes México podrá solucionar sus problemas, como sucede con naciones sólidas económica y financieramente hablando, como Noruega, Finlandia, Suecia y Suiza, entre otras.
Dijo que la responsabilidad para lograr una nación fuerte, no es únicamente del presidente de la República, de quien dijo tiene buenas intenciones para hacer que México se transforme, pero subrayó que para lograr dicho cambio en el país se necesita que todos los ciudadanos participen como agentes del cambio desde los municipios, ya que sólo con su participación se podrá alcanzar la transformación.