Fuerte compromiso con la militancia priísta, es el que están asumiendo los cinco aspirantes a obtener la candidatura a la presidencia municipal de Tepeji del Río.

33

Por Beatriz Flores González
Con los priístas porque este partido en Tepeji del Río quedó quebrado a partir de la pasada elección, en la que participó Reyna Dagda y el trabajo proselitista que realizó ella, fue opacado por ellos, principalmente, los priístas que no aceptaron la imposición de esa candidatura, porque no esperaban que fuera la imposición de un senador, hoy gobernador del estado, cuando varios de ellos, no solamente los cinco ahora aspirantes, si no de muchos que siempre han estado a la espera de ser tomados en cuenta y de otros tantos que probaron las mieles del erario y que a la fecha, no han podido resistirse a seguir viviendo de la política.


Aún no queda determinado el género de la candidatura para el municipio de Tepeji, pero en este ejercicio aspiracional, están dos mujeres que tienen la misma posibilidad de competir en una elección interna en su partido y por supuesto, al pasar los filtros de su institución política, también de competir en la elección edilicia que en puerta está.


De las aspirantes a esta nominación, se encuentran listas para aportar su experiencia, conocimientos, capacidad y ganas de trabajar por y para el partido, o para el pueblo en el caso de ganar, está la trabajadora social, que cuenta con una plaza en el IMSS en el cual trabaja desde hace años, María Antonieta López García, quien fuera secretaria municipal en el gobierno de Fernando Miranda Torres. Suplente en la campaña a diputada local con Areli Narváez Bravo, con la trayectoria política en el tricolor,que le permite dicha aspiración. Su carisma y atención con la gente mientras fue secretaria municipal, le permitió el acercamiento con numerosos grupos ciudadanos y a través de ellos ir tomando el pulso de las problemáticas que no son las mismas hoy que hace cuatro años, pero que le da la pauta para encaminar proyectos y consolidar sus aspiraciones.

María Antonieta López García


Hilda Areli Narváez Bravo, también se considera una seria aspirante para contender en esta candidatura por el partido en el que ha militado toda su vida por herencia de su padre, el finado don Vicente Narváez. Ya tuvo una derrota en la pasada elección a la diputación local, que ganó el fenómeno AMLO con la representante anteriormente de Movimiento Ciudadano y que después fue arropada junto con el grupo Universidad por el partido MORENA, Noemí Zitle Rivas. Pero en su experiencia, ya fue presidenta municipal suplente de Guillermo Cabrera Vivar, secretaria municipal en la misma administración, diputada local en la LX legislatura, diputada federal suplente con Fernando Quetzalcoatl Moctezuma Pereda, fue funcionaria estatal, empresaria reconocida en el ramo de los hidrocarburos, también tiene una fuerte posibilidad de recibir la nominación para abanderar al PRI en la ya próxima elección a la presidencia municipal.

Hilda Arelli Narváez Bravo


Y de los aspirantes a aspirar, se encuentra el que ya fue presidente municipal, carismático, médico de profesión, coloquial en su lenguaje, que se habla de tú hasta con el perro, Guillermo Sergio Cabrera Vivar. El mismo que hace un par de elecciones dijera que si su partido no le daba la oportunidad, había otros que le abrían las puertas para que los representara, ya que consideró que su paso por la presidencia tepejana, dejó a mucha gente con buen recuerdo. Ha sido delegado especial del PRI en otras regiones de la entidad y el dicho seguramente fue para “picar crestas” y que no se olvidaran de él como miembro fiel de este partido que cayó de la gracia de muchos, por razones ociosas de mencionar. Tambien como las mujeres, tiene oportunidad de salir elegido y competir con lo que muchos consideran, puede seguir siendo positivo, el fenómeno AMLO. Solo que en esta ocasión no estará en las boletas ese nombre.

Guillermo Sergio Cabrera Vivar


Y el incansable aspirante, que ha estado trabajando y levantando la mano cada que se habla de elecciones. El también empresario de la comida rápida, y de transporte turístico, Salvador Jiménez Calzadilla. Que al no hallar eco en su legítima aspiración, se ha conformado con ser parte de la plantilla de personal en las alcaldías de Atitalaquia, Tepeji del Río, Tula, teniendo a su cargo las cajas chicas, o no tan chicas, como son las comisiones de agua, también la secretaría de administración. También ha sido delegado político en varias regiones, asesorando, recorriendo principalmente con candidatos los municipios de Tepeji y Tula, recogiendo las inquietudes ciudadanas, lo que le ha servido obviamente para saber cuales son los puntos flacos en Tepeji del Río y elaborar un proyecto para presentarlo en cada reunión a la que ha sido invitado durante los últimos meses. Dicen que la tercera es la vencida y es la ocasión que Salvador espera que en él recaiga la candidatura, porque en los dos procesos anteriores, se quedó en el “ya merito”, como conocido equipo de fútbol.

Salvador Jiménez Calzadilla


Y finalmente, el presidente del Comité Ejecutivo Municipal del PRI en este municipio, el catedrático Maximino Jiménez López. Quien fuera secretario de Obras Públicas durante el periodo de gobierno de Fernando Miranda, ha realizado un titánico trabajo para volver a unir a las huestes priístas, ya que como en los otros partidos, también se han seccionado por tribus y cada una quiere jalar agua a su molino. El trabajo dentro de este ente político municipal, ha logrado llegar al consenso para que en la próxima candidatura, que ahora si será por el PRI y no por indicaciones o imposiciones del gobernador (eso es lo que dicen), se apoye al 100 por ciento al candidato y como ha logrado tal unidad, no desaprovechó la oportunidad para registrarse como aspirante a este codiciado cargo.

Maximino Jiménez López


En el PRI estatal ya les leyeron la cartilla y en esta ocasión, el piso es parejo tanto para mujeres como para hombres, los cinco están en posibilidad de alcanzar la candidatura, pero también tienen la indicación de dar el espaldarazo al que resulte ser ungido con el aceite tricolor. Así que en estos últimos días, los cinco se estarán mordiendo las uñas, comiéndose los dedos, en la espera del tan anhelado nombramiento como candidatos.
Lo que sugerimos es que si ya están en la rueda de la fortuna, no se mareen, para que no se caigan si su nombre no sale en la tómbola y si en realidad quieren trabajar, pues que así como pregonan, pues que pongan sus conocimientos, sus ganas, su empeño y sobre todo, su deseo de servir al pueblo con lo que tienen, para que si su gallo resulta ganador, trabajen en conjunto y si no, que también aporten y no solo en el tiempo de elecciones se les vea saludando a la gente.