Aprueba Congreso que entrega de uniformes y útiles escolares gratuitos sea obligación del Estado, como planteó diputada Lisset Marcelino

71

Pachuca, Hgo., a 3 de marzo de 2020.

El pleno del Congreso aprobó por unanimidad el dictamen que aprueba la iniciativa planteada por la diputada de Morena Lisset Macelino Tovar que reforma el párrafo primero del artículo 6 de la Ley de Educación y deroga el párrafo segundo del Artículo 23 de la Ley de Desarrollo Social, ambas del estado de Hidalgo, para que la entrega de uniformes y útiles escolares gratuitos sea una obligación del Estado y un derecho para alumnos de escuelas públicas de nivel básico hasta nivel medio superior.
De acuerdo con el dictamen emitido por las y los diputados integrantes de la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales, mismo que expuso en tribuna su presidenta, la diputada Roxana Montealegre Salvador, coinciden con lo expresado por la promovente en el sentido de que la educación entendida como uno de los derechos fundamentales de toda persona, plasmado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
Añadió que el programa de entrega de útiles escolares actualmente se encuentra normado en el artículo 23 de la Ley de Desarrollo Social para el Estado de Hidalgo, sin embargo, no existe ninguna obligatoriedad para cumplir con el programa de uniformes escolares pues dentro de la norma mencionada anteriormente no existe regulación alguna.
Refirió que el acuerdo por el que se emiten las reglas de operación del programa uniformes escolares gratuitos para estudiantes que cursan educación media superior en planteles públicos del gobierno del Estado de Hidalgo, publicado en el Periódico Oficial del Estado el 29 de febrero de 2019, “tiene como premisa el apoyo a la economía de las familias hidalguenses, generando identidad, seguridad y equidad con lo que se pretende combatir la deserción Escolar”.
Los integrantes de la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales, dijo, coincidieron en que la educación que el Estado imparta será gratuita, y por lo tanto estimaron conveniente establecer en el dictamen que la aplicación de ambos programas sea considerada una obligación del Estado y por lo tanto un derecho para las y los alumnos desde nivel básico hasta medio superior, quedando establecidas como la progresividad de la gratuidad del sistema educativo.
Comentó que también consideraron conveniente la posibilidad de que el estado expida vales electrónicos o físicos que puedan ser intercambiados por útiles u uniformes escolares, a efecto de que los padres decidan con quien comprar los uniformes a través de un padrón estatal de proveedores que cumplan con una serie de requisitos definidos por el Ejecutivo para que la derrama económica generada por el programa beneficie también a las pequeños comercios locales que actualmente se encuentran fuera de la posibilidad de acceder a la venta.
Asimismo, dijo que determinaron que las donaciones o cuotas voluntarias destinadas a dicha educación en ningún caso se entenderán como contraprestaciones del servicio educativo. Las autoridades educativas, establecerán los mecanismos para la regulación, destino, aplicación, transparencia y vigilancia de las donaciones o cuotas voluntarias.
La diputada promovente Lisset Marcelino, quien subió a tribuna para hablar en pro del dictamen, destacó que la obligación del Estado de proporcionar útiles y uniformes escolares de manera gratuita en las escuelas públicas de educación, sentará un precedente fundamental, pues, dicha política pública ya no dependerá de la buena voluntad del gobierno en turno, sino que constituirá una obligación legal.
Asimismo, manifestó que no puede ni debe existir una política que buscando un beneficio, limite el desarrollo de un sector de la sociedad o las pequeñas economías locales. “La asignación de estos recursos mediante vales producirá un repunte de la economía de nuestros municipios, pues el desarrollo y bienestar de las y los hidalguenses, nadie puede quedarse fuera”.
Expresó lo anterior ante la pretensión de algunos legisladores diferentes a Morena, de que no se entreguen vales para la adquisición de útiles y uniformes escolares gratuitos, sino que sea a través de la compra consolidada a grandes empresas y no a pequeños comercios, para que haya una uniformidad.
Las diputadas morenistas Tatiana Tonantzin P. Ángeles, Roxana Montealegre, Noemí Zitle, Susana Ángeles y Doralicia Martínez, subieron a tribuna, respectivamente, para defender la entrega de vales, ya que ello significará un importante beneficio económico para los pequeños comerciantes y maquiladores, así como acabar con la corrupción y moches en la adquisición de los útiles y uniformes escolares por parte del gobierno, ya que el combate a la corrupción es una prioridad de la Cuarta Transformación.