“Un mundo sin mujeres es como el fútbol sin balón”

12

Tiro Libre

Qué tal, amigos. Bienvenidos a este espacio donde, por segunda semana consecutiva, dejaremos un poco de lado la actualidad de Pachuca para centrarnos en otro tema que merece más importancia.

Para no alargarme con el partido, los Tuzos vencieron en la cancha del Hidalgo a Santos Laguna 1 por 0 con anotación de Colin Kazim – Richards. Hoy no vengo a hablarles del resultado o del equipo, sino del partido y en específico del acceso, pues para este encuentro la directiva tuza permitió que todas las mujeres ingresaran gratis al estadio.

Una iniciativa que, desde mi punto de vista e ideología, aplaudí bastante que se llevara a cabo. Los hombres minorizamos la mayoría del tiempo el rol fundamental que tiene una mujer en nuestro día a día. Quedó demostrado este domingo 8 de marzo con las manifestaciones masivas tanto en la CDMX como en Pachuca, y el 9 de marzo con el paro nacional, donde pude notar a mi escuela carente de vida en aulas y pasillos, pues ellas por hoy no regresaron. Ver un día a miles de mujeres haciéndose notar en las calles y al otro día no ver a ninguna es el temor que sienten con cada paso que dan: el de desaparecer, el de no volver.

Así mismo, el sábado noté que en primera, las gradas presentaron una muy buena asistencia; en segundo, que muchas mujeres portaban la playera tuza y, en tercero, que todas salieron más que satisfechas y felices tras la victoria blanquiazul.

Como hijo, nieto y el segundo de cuatro hermanos donde dos son mujeres no solo recibí la educación necesaria para entender la lucha que el sexo femenino libra todos los días, sino la relevancia de ellas en las calles, casas, escuelas, trabajos, etc. El impacto de estos dos días fue enorme, por lo que considero es buen momento para abrir los ojos y darnos cuenta de que, como dirían las feministas, queremos a todas VIVAS.

No podría imaginarme una vida sin mi madre, mis hermanas, mis amigas… Así como no puedo imaginarme una grada sin hinchas, una bandera sin tubo, un campo sin porterías, un fútbol sin pelota.